Más republicanos se suman a proyecto de reforma migratoria en EUA

El apoyo de los republicanos a una reforma migratoria integral en Estados Unidos logró un nuevo impulso la víspera luego que el Senado, con mayoría demócrata, agregó una mayor seguridad en la frontera con México a un proyecto de ley bipartidista.

"Este proyecto de ley tiene muchas cosas que los conservadores y muchos estadunidenses han pedido, específicamente, por años", dijo a la cadena Fox el senador republicano Marco Rubio, que integra un grupo bipartidista que impulsa la propuesta.

Su colega John McCain dijo por su parte a la cadena CNBC que el voto final sobre el proyecto de ley previsto para esta semana "va a ser muy importante" para que luego tome acción la Cámara de Representantes, con mayoría republicana, que ha pedido más control fronterizo.

Señaló que la labor de la comunidad empresarial para presionar a la cámara baja también será "muy importante", incluyendo al sector tecnológico y agrícola.

El Senado superó una prueba mayor el lunes cuando los senadores aprobaron, por 67 votos a favor y 27 en contra, limitar el debate de una enmienda de seguridad fronteriza de los republicanos Bob Corker y John Hoeven.

La enmienda, con un costo de 30 mil millones de dólares, propone la contratación de 20 mil agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza, la finalización de mil 126 kilómetros de barda, así como la instrumentación a nivel nacional del programa E-Verify de verificación de empleo.

Pese a lograr una súper mayoría de más de 60 votos a prueba de obstruccionismos, el proyecto en el Senado no alcanzó los 70 votos que buscaban los demócratas.

Al final, 15 republicanos se sumaron a 52 demócratas y dos independientes para darle el visto bueno a la propuesta.

El legislador republicano Paul Ryan dijo a la cadena CBS que la Cámara de Representantes "tomará su tiempo" para preparar su propia legislación en julio enfocada en la seguridad fronteriza como condición para la legalización de unos 11 millones de indocumentados.

"Lo que hizo el Senado es acercarse más a la posición de la cámara baja, que obviamente hace más probable una legislación final", apuntó Ryan, quien en las pasadas elecciones presidenciales fue compañero de fórmula del republicano Mitt Romney.

Activistas pro-inmigrantes elogiaron el avance de la reforma migratoria en el Congreso aunque expresaron su preocupación por los multimillonarios recursos asignados a la seguridad fronteriza.

"Aunque el proyecto de ley (del Senado) pide un incremento sin precedentes para la aplicación de la ley", el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM), "está complacido porque se ha mantenido el camino a la ciudadanía" a los indocumentados, dijo la vocera de esa coalición, Kica Matos.