En Guanajuato, detectan 12 empresas que dañan el ecosistema

Ante el incumplimiento en el debido manejo de residuos peligrosos, 12 empresas productoras de hierro y de plástico podrían enfrentar sanciones económicas y hasta la suspensión temporal, advirtieron autoridades.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que durante varios operativos de inspección en diferentes industrias establecidas en Guanajuato, sus inspectores detectaron incumplimientos en el manejo de residuos, que afectan el ecosistema.

En un comunicado en el que se omitieron los nombres de las empresas infractoras, la Profepa dio a conocer que los inmuebles visitados carecen del almacén temporal de residuos peligrosos que marca la norma, con el riesgo consecuente para la salud humana.

Añadió que algunos de los negocios inspeccionados producen hierro y acero, por lo que sus procesos pirometalúrgicos generan gases contaminantes y sustancias peligrosas para los seres humanos y el medio ambiente, como el agua.

Otras industrias examinadas manejan plásticos o asfalto, cuyos residuos, en caso de quedar al aire libre, pueden tardar cientos de años en descomponerse de manera natural, refirió la Profepa.

Al respecto recordó que el Artículo 66 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos establece especificaciones claras de ubicación, diseño, construcción y operación de celdas de confinamiento, zonas de almacén y tratamiento.

Además el Artículo 171 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente estipula que si una empresas no cumple la observación de la Profepa, recibirá una multa de 30 a 50 mil días de salario mínimo, o incluso la clausura temporal o definitiva.

La misma ley impone arresto administrativo hasta por 36 horas contra quien resulte responsable de la omisión, así como la suspensión o revocación de las concesiones, licencias, permisos o autorizaciones correspondientes.

Se consideran residuos peligrosos aquellos cuya composición, presentación o combinación, puede afectar directa o indirectamente la salud humana o el entorno.

La lista específica se encuentra en la Norma Oficial Mexicana: NOM-052-SEMARNAT-2005 e incluye a compuestas con características como corrosivos, reactivos, inflamables y tóxicos, abundó la procuraduría ambiental.