Sugiere TWP que EUA haga pagar a Correa si concede asilo a Snowden

Si el presidente de Ecuador, Rafael Correa, concede asilo al estadunidense Edward Snowden, Estados Unidos debería pasarle la factura a través de la Ley de Preferencias Arancelarias (ATPDEA), sugirió hoy el diario The Washington Post.

En su editorial principal, el diario consideró que la predisposición de Ecuador para refugiar a Snowden -quien reveló el espionaje que realiza Washington en internet- equivale a un "cínico doble estándar" por ese gobierno que busca acallar a la prensa crítica de su país.

Señaló que por años Correa ha llevado a cabo una campaña contra Estados Unidos mientras su país se beneficia por la ATPDEA, la cual permite el ingreso al mercado estadunidense de exportaciones ecuatorianas exentas de cargas arancelarias.

El diario indicó que unos 400 mil empleos en Ecuador dependen en alguna medida de este comercio que beneficia sólo a una parte ya que los productos estadunidenses que se exportan a ese país pagan gravámenes.

"Las preferencias van a expirar el próximo año a menos que sean renovadas por el Congreso, y si Correa da asilo a Snowden, habrá una forma fácil demostrarle que hostigar a los yanquis tiene un precio", sentenció el periódico.

Para el Post, la rápida disposición mostrada por Ecuador para dar refugio a Snowden tiene un trasfondo político que borda en el cinismo.

Por un lado Correa busca tomar el lugar dejado por el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como "el prominente demagogo anti Estados Unidos del hemisferio".

Dar asilo a Snowden igualmente ayudaría a mejorar la percepción internacional de Ecuador, que bajo el gobierno de Correa ha llevado a cabo una intensa campaña de abierto hostigamiento contra la prensa crítica de su país.

El Post recordó que Correa ha sido uno de los líderes que ha buscado "destruir" la relatoría especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), molesto por su defensa de la prensa acosada por su gobierno.

Recientemente el Congreso ecuatoriano, afín a Correa, aprobó una nueva ley para someter más a la prensa, la cual ha pasado a ser conocida como la "ley mordaza" y ha sido denunciada como "el más serio retroceso a la libertad de expresión en Latinoamérica".

El diario hizo notar la ironía ya que bajo esta ley un acto como el que Snowden protagonizó en Estados Unidos sería severamente castigado en el país donde pretende evadir la acción de la justicia.

"Si Snowden hubiera hecho esta filtración en Ecuador, no sólo él pero los periodistas que hubieran recibido su información estarían sujetos de inmediato a sanciones económicas, seguida de un proceso judicial", dijo.