Convoca familia de Mandela a reunión de urgencia

Familiares del expresidente sudafricano Nelson Mandela y líderes de la familia real Abathembu celebran hoy una reunión de urgencia, ante el agravamiento de la salud del ícono de la lucha contra el régimen de segregación racial apartheid.

La reunión familiar, uno de los ritos habituales en la etnia Xhosa cuando uno de sus miembros se encuentra gravemente enfermo, fue convocada por la hija mayor del exmandatario, Makaziwe Mandela, según un reporte de la agencia estatal de noticias Sapa.

El encuentro se celebra en la localidad ancestral de la familia Mandela, Qunu, en Eastern Cape, cercana a la costa del mar Indio, donde Madiba, como llaman los sudafricanos al expresidente, pasó su infancia y donde tiene una casa.

A la cita acudieron además de Makaziwe, su hermana Zenani y Nadaba Mandela, nieto del expresidente; el ministro de Administración y Servicios Públicos, Lindiwe Sisulu, así como miembros de la familia real Abathembu, incluido el jefe del consejo real, Bhovulengwe.

Napilisi Mandela, un anciano de la familia Mandela y quien suele presidir las reuniones y rituales familiares, confirmó que el encuentro es para discutir "asuntos delicados" relacionados con el ícono contra el apartheid y Premio Nobel de la Paz 1993.

El expresidente sudafricano, de 94 años de edad, fue hospitalizado de urgencia la madrugada del pasado 8 de junio en un hospital de la ciudad de Pretoria en estado grave, a consecuencia de una infección pulmonar recurrente, que lo ha llevado a estar otras veces internado.

Mandela tiene un historial de problemas pulmonares que se remontan al tiempo en el que estuvo recluido en el campo de prisioneros de la isla Robben, cerca de Ciudad del Cabo, del que fue liberado en 1990, después de 27 años tras las rejas.

En su más reciente reporte sobre la salud de Mandela, la Presidencia de Sudáfrica informó la víspera que la condición del exmandatario era "crítica" y poco favorable, debido principalmente a su edad.

"Todos debemos aceptar el hecho de que Madiba es un anciano. A medida que envejece su salud se vuelve problemática y creo que lo que tenemos que hacer como país es orar por él", indicó el mandatario Jacob Zuma en una declaración emitida la víspera.

George Bizos, abogado y amigo íntimo de Mandela, reconoció que las salud del Premio Nobel de la Paz "no es buena" y que tal vez ha llegado el momento de despedirse de él, en declaraciones al diario sudafricano The Star publicadas este martes.

"Nadie es inmortal. Debemos dejarle vivir tanto tiempo como sea posible", indicó el defensor de los derechos humanos, tras reconocer que desde el sábado pasado cuando la familia le confirmó que Mandela estaba muy mal no ha ido al hospital donde está internado.

En tanto, las muestras de cariño y admiración al expresidente se siguen dando a las puertas del Medical Heart Hospital, que siguen repletas de flores, globos de colores, carteles y mensajes por la salud y pronta recuperación de Madiba.

"Recupérate pronto Papá Mandela. Soy aún pequeño y todavía necesito verte. Que te mejores", se puede leer en una de las tarjetas, escrita a mano por un pequeño de sólo seis años.

Mandela, el primer hombre de raza negra en ocupar la Presidencia de Sudáfrica en 1994, tras décadas de lucha contra el racismo institucionalizado del apartheid, es admirado y reconocido mundialmente por su liderazgo y impulso de la democracia.