Recaba 48.1 mdd organización alemana contra el hambre en el mundo

La organización alemana Ayuda contra el Hambre en el Mundo informó hoy que recabó donativos privados por 36.8 millones de euros (48.1 millones de dólares) en 2012 para combatir ese problema en las zonas más pobres del planeta.

Al presentar en Bonn el Reporte Anual de Donativos, la presidenta de esa entidad, Bärbel Dieckmann, señaló este martes que la suma de éstos y otras aportaciones procedentes de instituciones y del gobierno sumaron en total 148.5 millones de euros el año pasado.

Ayuda contra el Hambre, que se encuentra entre los organismos humanitarios más grandes del país y tiene contacto con la FAO y cuenta con el reconocimiento oficial del Estado, realizó con ese dinero proyectos en 39 países, que beneficiaron a 19 millones de personas.

Con el monto total de los ingresos se financiaron 351 proyectos para combatir el hambre en África, Asia y Latinoamérica y el Caribe.

En Latinoamérica y el Caribe sobresalió Haití, país al que la organización calificó como el más pobre del continente americano.

En el reporte se asentó que "la gente lucha ahí una y otra vez por su existencia, ya que es foco de catástrofes como terremotos, inundaciones y sequías. Además el país esta destrozado por conflictos políticos y sociales internos".

Se apoyaron asimismo proyectos en Cuba, en Nicaragua, en la República Dominicana, en Ecuador, en Perú y en Bolivia.

En total siete países latinoamericanos recibieron ayuda de la organización -independiente tanto en el plano político como religioso- para 64 proyectos para los que se canalizaron 17.7 millones de euros.

Desde su fundación en 1962 ha recibido donativos privados y ayuda de instituciones públicas, como el Ministerio de Ayuda al Desarrollo, por un total de dos mil 400 millones de euros, con los que han financiado más de seis mil 700 proyectos para combatir el hambre en el mundo.

Del total de proyectos que financió en 2012, 171 fueron en el campo, 39 para establecimiento y restablecimiento de infraestructura, tales como escuelas, calles y caminos.

Otros 38 programas se centraron en el área de la educación y de la integración social, 35 fueron para ayuda de emergencia, cuatro proyectos en el sector salud y ayuda contra el Sida y otros 42 en diversas categorías.

En el reporte sobresalieron tres casos especialmente relevantes: la República Democrática de El Congo (RDC), el país asiático de Myanmar y Siria, que está en guerra civil.

En la RDC se tuvo que dar ayuda de emergencia debido a la continua violencia que sacude al país y los elevados flujos de refugiados.

Debido al estado de cosas, la organización tuvo que asumir tareas que corresponden al Estado, tales como la restauración de caminos para poder llevar alimento a quienes lo necesitan.

La organización sostiene en ese país una clínica en Butembo, donde atienden a víctimas de violencia sexual.

La presidenta de la entidad alemana informó este martes que la ayuda que se ha canalizado a Myanmar en el campo comienza a dar frutos. En ese país, el 32 por ciento de la población vive en la pobreza y la hambruna.

A esos países se suman la sequía en el Sahel y la epidemia de cólera en Zimbawe.

África es el continente al que Ayuda contra el Hambre en el Mundo destina más recursos por los muchos países con problemas de hambre y pobreza.

La organización destinó en 20 países de África en 2012 un monto de 91.7 millones de euros para un total de 153 proyectos.