Califica disidente como "inevitable" la democratización de China

El abogado y activista defensor de los derechos humanos Chen Guangcheng aseguró hoy que la "democratización de China es inevitable" a causa de las demandas de la población, en su primera visita a Taiwán.

"El sentimiento de crisis lo sienten profundamente las autoridades", dijo en rueda de prensa el activista ciego, quien se exilió el año pasado en Estados Unidos y llegó este día a Taipei para una visita de medio mes, invitado por los grupos de defensa de los derechos humanos.

La polémica ha marcado la visita del activista, que hace unas semanas criticó a la Universidad de Nueva York, la cual le ofreció un año de maestría tras su exilio, al asegurar que se había plegado a las demandas de China, puesto que no le ofrecieron un año más de estancia en el centro de enseñanza.

El presidente taiwanés Ma Ying-jeou, artífice del acercamiento entre Pekín y Taipei, aseguró a través de su portavoz que no se reunirá con Chen.

El caso de Chen saltó a las primeras páginas de los diarios de todo el mundo después de que logró escapar del asedio de las autoridades y accedió a la embajada de Estados Unidos en Pekín, donde pidió asilo.

Después de arduas negociaciones, Pekín y Washington aceptaron que Chen viajara a Estados Unidos con su esposa en abril de 2012.