Mantendrán en custodia a célula terrorista detenida en Francia

La policía francesa mantendrá en custodia las proximas 96 horas a seis miembros de una célula terrorista islámica, sospechosos de planear ataques contra figuras de renombre en Francia, según declararon fuentes cercanas a la investigación.

La oficina del fiscal de París señaló este martes que los seis están siendo interrogados por los investigadores antiterroristas, y se cree que han sido parte de una célula extremista islámica.

La portavoz de la oficina del fiscal Agnes Thibault-Lecuivre confirmó que los sospechosos fueron detenidos el lunes y permanecerán bajo custodia, reportó el diario LeFigaro en su edición digital.

Los presuntos terroristas también estaban implicados en un atraco a un banco en el departamento de Seine-et-Marne y su "intención era cometer otros robos a mano armada", señaló una fuente de la policía.

El grupo incluye a cuatro ciudadanos franceses, así como un hombre de Benin y otro de de las islas Comoras. Sus edades están comprendidas entre los 22 y 38 años.

De acuerdo con la ley francesa, los sospechosos pueden ser detenidos para ser interrogados durante cinco días antes de que se les presenten cargos o sean liberados.

Un fiscal francés dijo que los presuntos radicales islamistas representan la mayor amenaza terrorista del país desde que la milicia de GIA llevó a cabo una serie de atentados mortales en la década de 1990.

Los arrestados siguen detenidos en las instalaciones de la sede de subdirección de la lucha contra el terrorismo de la dirección central de la policía judicial y se esperan más detenciones indicaron fuentes oficiales.

La policía se apoderó de un gran arsenal, que contó con tres fusiles de asalto Kalashnikov, 10 granadas, un lanzacohetes, 29 detonadores, y 119 municiones de todos los calibres.

En octubre, las agencias antiterroristas habían desmantelado otra célula islamista en Francia. El grupo, cuyo líder, Jeremías Louis Sidney , fue muerto durante su detención, era sospechoso de haber atacado con granadas un comercio de judíos.

Francia se encuentra en el estado de máxima alerta ante posibles ataques desde que las tropas francesas entraron en Malí a principios de este año, para expulsar a extremistas de al-Qaeda del norte de ese país africano.