Catean 41 clubes futbolìsticos italianos en caso sobre evasiòn fiscal

Agentes de la guardia de finanzas, la policía tributaria italiana, catearon hoy las sedes de 41 escuadras de futbol, entre ellas 18 de primera división, en el marco de una indagación sobre asociación delictiva, evasión fiscal, reciclaje y facturación falsa, informaron fuentes judiciales.

Confirmaron que con excepción de los clubes Bolonia y Cagliari, todos los de la serie A fueron involucrados en el caso, entre ellos los "grandes", como el Juventus, el Milan, el Inter, el Roma, el Napoli, el Lazio y el Fiorentina.

Los cateos fueron ejecutados por el núcleo de la policía tributaria de Nápoles y por los repartos territoriales de la guardia de finanzas con el objetivo de obtener contratos de futbolistas.

Según las fuentes, un total de 12 representantes de jugadores fueron involucrados en la investigación.

Precisaron que los contratos se refieren en particular a las relaciones entre los clubes y futbolistas representados por Alejandro Mazzoni y Alessandro Moggi.

Aparentemente la autoridad investiga el trato fiscal aplicado a las relaciones laborales de numerosos jugadores, por lo que pusieron bajo la lupa los contratos de las operaciones de compraventa y de renovación de prestaciones deportivas y eventuales derechos de opción.

Asimismo, se investiga la administración del patrimonio de los clubes y el modo en que se incluyen en los presupuestos la contratación de los jugadores profesionales, además del manejo de los derechos de imagen y de los derechos televisivos.

La investigación nació en 2011 tras la confiscación en la sede del Napoli de documentación sobre contratos de jugadores internacionales.

Entre los clubes cateados estuvieron Parma, Pescara, Palermo, Atalanta, Juve Stabia, Benevento, Genoa, Catania, Spezia, Piacenza, Livorno, Bari, Vicenza, Siena, Reggina, Chievo, Cesena, Grosseto, Gubbio, Lecce, Ternana, Sampdoria, Triestina, Fiorentina, Portogruaro, Brescia, Mantova, Torino y Albinoleffe.