Cierran puertas a operadores políticos en cruzada antihambre en el DF

Ninguna persona que tenga presencia como actor u operador político en las cuatro delegaciones del Distrito Federal, donde se aplicará la Cruzada Nacional contra el Hambre, podrá participar en la implementación de ese mecanismo, acordaron autoridades locales y federales.

Luego de la reunión con el delegado de Sedesol en el Distrito Federal, Sixto Hoyos, y los cuatro jefes delegacionales, el secretario general de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano, informó en entrevista que ese fue el primer acuerdo relacionado con el blindaje a los recursos económicos que se emplearán en la Cruzada.

Explicó que Sixto Hoyos acordó enviar a la brevedad el listado del personal que opera los programas en Álvaro Obregón, Tlalpan, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, donde se aplicará la Cruzada, para confirmar que ninguno de los operadores encaja con ese perfil.

Por lo demás, el resto de las estructuras estará conformado básicamente por estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Instituto Politécnico Nacional, como propuso el delegado en Álvaro Obregón, Leonel Luna.

Mientras tanto, avanzan las mesas técnicas en las demarcaciones luego de que este lunes se reunió la correspondiente a Álvaro Obregón y por consiguiente sólo falta Iztapalapa.

El secretario de gobierno capitalino confió que en el corto plazo se conozcan todos los perfiles y las partes involucradas queden de acuerdo en cómo se aplicará el blindaje, cuyas reglas también se harán extensivas a los demás programas que opera la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en la ciudad de México.

Descartó la posibilidad de que la Cruzada Nacional contra el Hambre se haga extensiva a otras delegaciones del Distrito Federal, porque ya se explicaron las razones técnicas sobre por qué se eligió a estas cuatro jurisdicciones y no a las demás.