Tribunal frena de última hora ejecución de convicto en Florida

Una corte federal de apelaciones de Estados Unidos suspendió hoy de manera temporal la ejecución de un convicto de asesinato en la prisión estatal de Starke en la Florida.

El mandato del onceno Tribunal de Apelaciones de Atlanta, Georgia, sobrevino una hora antes de la ejecución mediante inyección letal de Marshall Lee Gore, de 49 anos, procesado por la muerte de dos mujeres en 1988.

La decisión de la corte da una oportunidad más a los abogados de Gore para argumentar ante ese tribunal que su cliente no puede ser ejecutado debido a que padece demencia.

Pero la corte dijo en un comunicado que espera una pronta decisión antes de que expire la autorización del gobernador del estado, Rick Scott, para realizar la ejecución. Los argumentos orales de la defensa ha sido pautados para el jueves.

Durante el día Gore fue visitado por su guía espiritual y consumió carne asada y un refresco como su última comida.

Familiares de Robyn Novick, una mujer a la que Gore estranguló y que hicieron el viaje desde Ohio para estar presentes en la ejecución, se mostraron decepcionados con la decisión del tribunal.

Gore fue condenado a la pena capital por la muerte de Novack y Susan Roack y el intento de asesinato de Tina Coralis, a principios de 1988.

El cadaver de Roak fue encontrado en el condado de Columbia y el de Novick en Miami-Dade. A Coralis la dejó por muerta.

Gore fue condenado a la pena capital en 1990 por la muerte de Roak y cinco anos después por la de Novick.

En Florida fue ejecutado el pasado 12 de junio William Van Poyck, que llevaba 26 anos en el corredor de la muerte y el pasado 29 de mayo otro preso recibió la inyección letal tras dos décadas de espera.

Un total de 405 presos se encuentran en el corredor de la muerte de la prisión de Starke en Florida, más que en cualquier otro estado del país.