Indocumentados retan a policía con récord de deportaciones en EUA

Medio centenar de jóvenes indocumentados desafió hoy lunes con un plantón a la policía de Escondido, en California, responsable del mayor número de deportaciones en este estado.

Antes de iniciar una caravana a Sacramento, los jóvenes se sentaron frente al cuartel de policía y exigieron el fin de las deportaciones.

La caravana partió este mismo lunes de Escondido y unirá a contingentes en Los Ángeles y Fresno antes de llegar en siete días a Sacramento.

Se prevé que la caravana llegue justo cuando la legislatura vote una iniciativa que de aprobarse permitirá la deportación de California sólo de delincuentes peligrosos y con antecedentes delictivos graves.

Durante el plantón, la mexicana Olga Muñoz, madre de tres menores estadunidenses, dijo que su esposo, René Hernández, fue detenido hace diez meses.

Comentó que la familia huyó de la violencia y se refugió en Escondido, unos 50 kilómetros al norte de San Diego.

Una dirigente juvenil, María Rodríguez, dijo que "la comunidad inmigrante ha estado bajo ataque por muchos años".

Refirió los casos de familias separadas, de padres que salen a trabajar y no regresan, de niños que vuelven de la escuela a sus casas y sus padres ya no están, todo por las deportaciones.

El presidente de la Asociación Nacional de Jornaleros, Pablo Alvarado, dijo que la caravana recogerá en su camino a Sacramento testimonios de familias que han perdido su futuro por las deportaciones.

"La caravana llevará esas historias a Sacramento para que los legisladores las conozcan antes de su votación, para que los departamentos de policía no se sigan involucrando en prácticas discriminatorias", dijo Alvarado.