Buscan restaurar cinco templos religiosos históricos en Sonora

La Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur) gestionará recursos ante el gobierno federal, para restaurar cinco templos religiosos de Sonora, informó el titular de la dependencia, Enrique Torres Delgado.

El funcionario estatal expuso que se busca la coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Sonora, para dar respuesta a una demanda muy sentida por la comunidad.

Los templos proyectados a restaurarse son la iglesia de San Antonio, en Hermosillo; el templo San Ignacio de Loyola, en Ónavas, así como el templo San Francisco de Borja, en el municipio de Tecoripa.

Además, la lista incluye el templo de San Pedro-San Pablo, en el municipio de Tubutama, y el templo de Nuestra Señora de la Asunción, en Arizpe.

"Es un compromiso que tiene el gobernador Guillermo Padrés con la comunidad religiosa de estos municipios, pero sobre todo con la seguridad y la integridad de estos sonorenses", externó.

Indicó que solicitó al INAH un diagnóstico del estado de los mencionados templos históricos, para determinar las necesidades arquitectónicas y presupuestales que tienen los recintos religiosos.

Por su parte, la encargada del despacho de la delegación del INAH en Sonora, Anabell Hernández Bedolla, destacó la importancia de trabajar en coordinación para proteger el patrimonio cultural de la entidad.