Propone presidenta brasileña plebiscito para reforma política

La presidenta brasileña Dilma Rousseff propuso hoy convocar a un plebiscito para convocar a una Asamblea Constituyente que realice una amplia reforma política para ampliar la participación popular, informó el portal Folha de Sao Paulo.

La mandataria propuso a los gobernadores de los estados y a los alcaldes de las principales ciudades brasileñas suscribir "cinco pactos en favor de Brasil", en una clara respuesta a las masivas manifestaciones populares de los últimos días.

Llamó a unir fuerzas para garantizar la estabilidad económica y combatir y controlar la inflación, reflejo de la crisis financiera internacional, además de dar prioridad al combate a la corrupción con una nueva legislación.

En el ámbito de la salud, Rousseff anunció la llegada de médicos extranjeros al estatal Sistema Único de Salud, aunque la prioridad la tendrán los profesionales brasileños, y los puestos vacantes serán para los foráneos.

En materia de transporte, la gobernante anunció millonarias inversiones en obras de movilidad urbana y pidió una mayor transparencia en la fijación de los precios de las tarifas del sistema de transporte urbano.

Apuntó, respecto a las movilizaciones sociales que se registran desde hace dos semanas, que "el pueblo está ahora en las calles diciendo que los cambios continúen. Que ellos se amplíen, que ellos ocurran aún más rápido".

"Están diciéndonos que quieren más ciudadanía, quieren una ciudadanía completa", resaltó.

"Las calles están diciéndonos que el país quiere servicios públicos de calidad, quiere mecanismos más eficientes de combate a la corrupción que aseguren el buen uso del dinero público. Quieren una representación política permeable", comentó.

La mandataria brasileña reconoció que "el país dejó de ser gobernado sólo para un tercio de la población. Pasó a ser gobernado para todos los brasileños".