Obliga éxito a "Made in México" a cambiar de teatro

Funciones agotadas desde marzo pasado y en todas ellas ovaciones de pie de parte del público motivaron al productor Sergio Gabriel a arriesgarse para presentar "Made in México", ahora en el Teatro de los Insurgentes.

"Desde hace meses la situación teatral en México no es buena y sí estoy nervioso porque el teatro es muy grande comparado con la Sala Chopin, donde estábamos. Sin embargo, me deja tranquilo saber que llenamos todas las funciones y que ha sido un rotundo éxito", explicó Sergio Gabriel.

El próximo 3 de junio celebrarán las primeras 100 representaciones de la obra y define que han sido "las más rápidas del oeste", simplemente porque, a petición de la gente, hacían ocho representaciones a la semana en el Distrito Federal y provincia.

"Es por ello que 'Made in México' nos demandó un teatro más grande y nos vinimos a uno enorme. Creo que la historia y los actores (Juan Ferrara, Laura Flores, Rocío Banquells, Rafael Inclán y Socorro Bonilla) tienen la fuerza y el amor para sacar adelante este compromiso", destacó.

"Made in México", de Nelly Hernández Tiscornia, narra la historia de dos matrimonios, uno que emigra hace 20 años hacia Estados Unidos en busca del llamado "Sueño americano" y otro que decide quedarse en el sitio donde nació, luchando contra todos los inconvenientes.

Sin embargo, la "estabilidad" de "Yolo" (Socorro Bonilla) y "El Negro" (Rafael Inclán) correrá peligro cuando "Marisela" (Rocío Banquells), la hermana de él, durante su visita, les sugiere una vida mejor en Estados Unidos.

Después de disfrutar la puesta en escena, el público, entre risas y lágrimas, se conmueve con la historia y sale con el corazón regocijado y con el orgullo de vivir en este país.

"Definitivamente, la historia no pretende cambiar al país, pero sí contribuye a que cada asistente quiera más a México en su estilo, su forma, en su nivel y status", opinó Rafael Inclán, a cuyo personaje se le modificaron algunos diálogos para esta nueva temporada.

Socorro Bonilla, quien agradece los consejos de Juan Ferrara para realizar mejor a su personaje, dijo que una de las claves del gran éxito de la pieza es su poesía de frases.

"La 'Yoli' es como la madre patria. Me siento muy conmovida con la reacción de la gente y agradezco a mis compañeros su apoyo porque hemos construido una familia deliciosa. Me siento feliz de trabajar por primera vez en el Teatro de los Insurgentes", destacó.

Juan Ferrara recordó que la primera vez que leyó el libreto e iba en la página número 40 se preguntaba por qué la insistencia del productor para que se integrara al proyecto teatral.

"Sinceramente no le encontraba un mayor significado, pero al llegar a la página 42 leí el monólogo de uno de los personajes y para la página 43 ya estaba llorando. Antes de llegar al último texto pensaba en decirle a Sergio Gabriel que debíamos montar la obra a como diera lugar porque todos amamos mucho a México.

"Sobre todo cuando nos vamos de aquí, pues es cuando se hace más profundo el amor. Extrañas el mariachi, las groserías, la comida, la picardía, en fin, todo esto está retratado en la puesta", aseguró el primer actor.

Sergio Gabriel admitió que la publicidad a través de los medios de comunicación ha sido fundamental para que "Made in México" se conozca; no obstante, consideró que el boca en boca ha sido imprescindible para su éxito.

"Hay gente que sale de la función y compra boletos para regresar con sus hijos o sus papás, lo cual es muy difícil que pase y aquí nos sucede todas las semanas y con mucho orgullo lo digo", subrayó.

El estreno en el nuevo foro será este 1 de junio y el próximo lunes develarán placa por 100 representaciones con el periodista Jacobo Zabludovsky como padrino.