Crían chinamperos de Xochimilco ajolotes en cautiverio

Chinamperos de los barrios de Xochimilico atienden en el canal de Cuemanco un criadero de ajolotes con más de 300 ejemplares, incluyendo algunas hembras en estado gestante, como parte del proyecto para preservar la especie.

Manuel Rodríguez, quien encabeza el grupo de chinamperos y pescadores que participan en dicho proyecto de preservación, sostuvo que el también llamado "perro de agua" sigue existiendo en la zona lacustre de Xochimilco, aun cuando el número de individuos ha disminuido.

En el equipo de pescadores se encuentra Antonieta Zárate, quien con 80 personas más se encargan de buscar los huevecillos de ajolote para ponerlos a salvo de especies como la carpa y tilapia, sus principales depredadores.

Explicó que así inicia el proceso de reproducción en cautiverio, y que ahí los alimentan, limpian y miden, como parte de las etapas preparatorias para ser liberados en los canales, ya que la zona lacustre es su hábitat natural, lo que ha dado resultados positivos.

Manuel Rodríguez explicó que se necesitan dos años y medio para que los ajolotes, especie endémica de la región, alcancen una talla de 25 centímetros y la madurez para sobrevivir en su hábitat.

Indicó que un mes antes de ser liberados, estos anfibios con cola son puestos a prueba para asegurar su vida fuera de las peceras donde son criados.

En marzo de cada año este grupo de chinamperos, que realizan estas labores sin fines de lucro, sueltan ajolotes para ayudar a su reproducción en condiciones normales.

Zárate dijo que "como pescadores y chinamperos sabemos que existen más ejemplares; pero también estamos conscientes de que es una especie que debe cuidarse, sobre todo de los depredadores, entre los que se encuentra el hombre", porque hay quienes buscan venderlo en el mercado negro a un costo de entre dos mil y dos mil 500 pesos.