México, un gran destino de inversión: Santander

México se constituye actualmente como un gran destino de inversión y presenta ante el mundo un ánimo muy renovado, debido a la aprobación de las reformas estructurales, aseguró el presidente del Grupo Financiero Santander México, Marcos Martínez Gavica.

Resaltó que en el caso de la reforma energética, las inversiones se están preparando para estar listas y se empezarán a ver en el corto plazo, lo que ayudará al crecimiento del país.

En conferencia de prensa para abordar los resultados financieros de Santander al cuarto trimestre de 2013, señaló que independientemente de que en un inicio la reforma hacendaria afectará a algunas empresas por las nuevas tasas impositivas, se observa un ánimo muy renovado.

En ese sentido, señaló que Santander México podrían elevar su perspectiva de crecimiento para la economía mexicana a alrededor de 3.5 por ciento, debido al impacto positivo por las reformas estructurales y si la economía de Estados Unidos registra un buen comportamiento.

Respecto a su plan de crecimiento en el país, Martínez Gavica comentó que la expectativa en términos generales es crecer la cartera de crédito a alrededor de 15 por ciento, con lo cual esperan progresar por encima del sistema financiero mexicano.

"Si lo descomponemos por segmentos, en los créditos de consumo, incluyendo tarjetas, creceremos entre el 15 y 18 por ciento, en hipotecas alrededor de 10, y a Pymes a un ritmo más acelerado, entre un 20 y 23 por ciento, con lo cual aseguraremos que habrá más pequeñas y medianas empresas atendidas por el banco", destacó.

"Seguiremos con nuestro plan de expansión de sucursales, abriremos otras cien este año y el ritmo de inversiones se mantiene", agregó.

Por otra parte, el presidente del Grupo Financiero Santander México confió en que las afectaciones por la situación que ocurre en Argentina no sean de gran calado fuera del país sudamericano, ya que es más riesgosa una desaceleración de la economía china.

Señaló que a pesar de que hay estas eventualidades que están afectando transitoriamente a las economías de los países emergentes, particularmente en sus tipos de cambio, el pronóstico de la institución México se mantiene en un crecimiento de 3.0 por ciento.