Mantendrá Ecuador "líneas rojas" en negociación con UE

El gobierno de Ecuador afirmó hoy que mantendrá su postura de las "líneas rojas" en la negociación que mantiene con la Unión Europea (UE) para un tratado comercial, con el fin de evitar un impacto negativo en su economía.

En entrevista que publicó este viernes el portal digital del periódico ecuatoriano Telégrafo, el superintendente de Economía Popular y Solidaria, Hugo Jácome, expuso que si bien hay sectores que se beneficiarían, hay que tener cuidado con sus efectos.

"Ecuador ha mantenido una postura firme sobre las líneas rojas frente a este acuerdo, sobre todo en los aspectos que son de impacto profundo en la economía, como soberanía alimentaria, propiedad intelectual, salida de divisas y compras públicas", apuntó.

Según Jácome, esos son algunos de los sectores que podrían verse afectado si no se negocia de manera correcta un acuerdo comercial con la UE, por lo que se debe buscar la manera de protegerlos en las pláticas comerciales.

Ecuador retomó el pasado 13 de enero las conversaciones en Bruselas con el bloque europeo con miras a alcanzar un acuerdo comercial, tras el retiro del país sudamericano de las pláticas con ese bloque en 2009.

Aunque Quito se retiró de las discusiones de un Acuerdo de Asociación, que incluía un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre las UE y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), el diálogo entre las partes se mantuvo abierto.

"Si el acuerdo se firma en condiciones similares a la de los vecinos Colombia y Perú, la iniciativa del acuerdo comercial se vería reducida a un TLC, con el consabido menoscabo al desarrollo endógeno del país que esto traería", dijo Jácome.

Agregó: "Si se mantienen firmes las líneas rojas, este acuerdo (con la UE) bien podría impulsar el crecimiento de algunos sectores de nuestra economía, aunque también podría atentar contra la sostenibilidad de otros tantos".

Para Jácome, Ecuador debe propender a fortalecer las alianzas regionales y a consolidar la integración Sur-Sur, independientemente de si se firma o no un acuerdo comercial con la UE.