Suspenden médicos ecuatorianos protestas tras acuerdo

Los médicos ecuatorianos anunciaron hoy la suspensión de las protestas que iniciaron hace una semana, tras lograr un acuerdo con el gobierno sobre la legislación que sanciona la mala práctica profesional en este país.

El presidente del Colegio Médico, Víctor Manuel Álvarez, dijo a periodistas que luego del consenso alcanzado con el Ejecutivo la noche del jueves, se descartan también las renuncias de los especialistas a los hospitales.

Los trabajadores de la salud, que exigían la revisión del artículo del Código Penal que castiga los errores que se pudieran cometer en el ejercicio de la profesión, habían convocado a una nueva marcha para el próximo martes en Quito.

Para hacer posible el convenio, el gobierno del presidente Rafael Correa se comprometió en el encuentro a aclarar el inciso tercero de ese artículo mediante una cláusula interpretativa a través de la Corte Nacional de Justicia.

La polémica norma, aprobada por la Asamblea Nacional de Ecuador, establece una pena de tres a cinco años de cárcel para el homicidio culposo derivado de "acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas".

Según los médicos, como está redactado el artículo podría prestarse a una "discrecionalidad de los jueces", pero con la interpretación, la práctica profesional podrá desenvolverse con la tranquilidad que se necesita para atender a los pacientes.

Correa había advertido la semana pasada que si persistían las renuncias de los médicos para presionar la revisión de la ley, acudiría a especialistas extranjeros de "países amigos" para evitar una crisis en el sector salud.

La Federación Médica confió en que, tras el consenso alcanzado, se eviten represalias en contra de quienes participaron en las protestas y se archiven las investigaciones administrativas que se abrieron en algunos hospitales.