Pequeños avances en discusiones de paz de Ginebra 2: Brahimi

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Lakhdar Brahimi, afirmó hoy al finalizar la primera ronda de negociaciones de paz que no se han presentado "acuerdos" concretos en esta sesión, pero reconoció pequeños avances.

"No hemos hecho ningún progreso", reconoció Brahimi, en rueda de prensa al finalizar la primera ronda de discusiones de Ginebra 2.

A pesar de que no hubo progresos ni un acuerdo concreto entre las partes, Brahimi señaló que hubo pequeños avances "que ni siquiera las partes han advertido" y sobre los cuales se puede construir.

Entre estos avances, Brahimi subrayó que el gobierno de Damasco y la oposición siria expresaron su compromiso de discutir la plena implementación del Comunicado de Ginebra 1 para lograr una solución política en Siria. "Incluso lo reiteraron hoy", señaló.

"Ambas partes saben que para implementar el Comunicado de Ginebra deben acordar un comprehensivo fin al conflicto", comentó.

Y para aplicar el Comunicado de Ginebra, las partes tienen que llegar a un acuerdo sobre un cese permanente y global del conflicto y sobre el establecimiento de un Órgano de Gobierno de Transición, agregó.

El gobierno transitorio deberá tener plenos poderes ejecutivos, así como en los pasos posteriores, dijo Brahimi, quien señaló que las partes están de acuerdo en abordar un diálogo nacional, la revisión constitucional y las elecciones .

Ambas partes, continuó Brahimi, entienden que el conflicto en su país ha impuesto inmensos e inaceptables sufrimientos del pueblo sirio.

"Las partes reconocen la necesidad urgente de llevar la violencia a su fin", sostuvo.

Entienden que el pueblo sirio está anhelando una Siria genuinamente democrática donde el gobierno sea transparente y responsable, basado en los derechos humanos y el imperio de la ley, argumentó Brahimi.

Brahimi anunció que la segunda ronda de negociaciones de paz en Ginebra tendrá lugar el 10 de febrero.

La oposición aceptó esta fecha, sostuvo Brahimi, en cambio los representantes del régimen de Bashar al Assad han señalado que tendrán que consultar con Damasco antes de confirmar su asistencia.