Generan reacciones mixtas en EUA principios migratorios republicanos

Activistas a favor de la reforma al sistema migratorio expresaron hoy su bienvenida o rechazo a los principios migratorios dados a conocer por el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes.

"Desafortunadamente muchas de las propuestas delineadas hoy sólo nos recuerdan fantasmas anti-inmigrantes de iniciativas anteriores", señaló Marielena Hincapié, directora del National Immigration Law Center".

Criticó que se hayan dejado fuera los 11 millones de aspirantes a ciudadanos, al no incluirse una vía encaminada a la obtención de ese estatus, aún cuando los principios incluyen la posibilidad y ciudadanía para aquellos que llegaron al país siendo niños.

Señaló que la obligación de los empleadores a pasar a sus trabajadores por la lupa del sistema E-verify sin protección laboral, así como "los caminos inciertos" para el estatus permanente en el país y otros obstáculos para la legalización aun dejando de lado el tema de ciudadanía, son "insostenibles y prohibitivos".

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dio a conocer este jueves su lista de "principios" sobre migración, que incluye la legalización de indocumentados, pero sin una vía general hacia la ciudadanía.

La propuesta republicana incluye la creación de un registro de los indocumentados y la posibilidad de que trabajen legalmente si admiten su "culpabilidad".

Bajo su plan, sólo los inmigrantes traídos sin documentos siendo menores de edad tendrían un camino a la residencia legal y la ciudadanía si cumplen "criterios de elegibilidad", sirven en el ejército o cursan estudios universitarios.

Por su parte Frank Sherry, director de la organización America's Voice, destacó que en cuanto los republicanos en la cámara baja traduzcan "esos principios vagos" en una propuesta legislativa, se podrá "juzgar" si son serios respecto a obtener el estatus legal por anticipado y con el tiempo una posible vía para la ciudadanía.

Apuntó que excluir a los inmigrantes indocumentados de la ciudadanía crearía una "subclase permanente" que es inconsistente con lo que Estados Unidos es.

"Los detalles realmente importan y no he visto nada concreto por parte de los republicanos, así que no estoy en posición de decir sí o no a nada", indicó en comunicado el representante Luis Gutiérrez, presidente de la fuerza de trabajo sobre inmigración de la fracción hispana en el Congreso.

Señaló que nadie en el Congreso está hablando de otorgar una ciudadanía "inmediata", pero tampoco se mencionan deportaciones masivas, por lo que expresó su expectativa de que se pueda encontrar un punto medio que permita a millones "eventualmente" solicitar la ciudadanía, así como legalizar a millones que trabajan y contribuyen al país.

La postura migratoria republicana causó rechazo por parte de sindicalistas y grupos liberales y una cálida acogida de grupos conservadores que trabajan por la reforma migratoria, la ciudadanía, así como legalizar a millones que trabajan y contribuyen al país.

En tanto los principales líderes evangélicos aplaudieron este jueves los estándares migratorios republicanos que calificaron como un "compromiso mayor del liderazgo en la Cámara de Representantes para impulsar la reforma migratoria".

"Estados Unidos ha esperado por largo tiempo para que republicano y demócratas se unan en una reforma a nuestro sistema migratorio retrasada por mucho tiempo. Aunque el resultado final de este esfuerzo probablemente no satisfará a todos", señaló Leith Anderson, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos.

En tanto Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, elogió el liderazgo republicano y anotó "afirmamos nuestra convicción de que éste es el momento de reconciliar la seguridad en las fronteras con la seguridad de nuestros valores, valores que incluyen la fe y la familia".

Sin embargo, la mayoría coincidió en que es un inicio para abordar el tema de la reforma migratoria por parte del Partido Republicano, y expresaron su esperanza porque el diálogo crezca y la postura republicana evolucione.