Jugadores del Racing en un paro histórico ante la Real Sociedad

Tras varios meses de no cobrar su salario, la plantilla del Racing de Santander anunció hace unos días su irrevocable determinación de no jugar, si el Consejo de Administración del club, con todo y su presidente Ángel Lavín, no renunciaba y se llegaba a un acuerdo para cubrir sus sueldos.

Los jugadores del Racing de Santander decidieron renunciar a lo que más les gusta (el futbol) y afirmaron que jugar los cuartos de final era un sueño, ya que las cosas les habían salido muy bien, pero "es una pena que haya terminado así, pero nosotros lo teníamos claro", aseguró el delantero Mariano Sanz.

Tras el silbatazo inicial del choque entre Racing de Santander y la Real Socieda, los cántabros saltaron al campo, pero no disputaron el esférico, por el contrario se abrazaron en el centro del campo mientras los txuri urdin movían la pelota. Después, el árbitro suspendió el duelo tras negarse los locales a realizar un saque de banda.

"No fue fácil tomar esta decisión, pero había que hacerlo porque, si no, los directivos terminan con el club" señalo Javi Barrio, jugador del club verdiblanco.

"Es muy difícil hacer esto y más en unos cuartos de final. Era una situación extrema para nosotros haber jugado cuartos de Copa, era maravilloso", declaró el zaguero Oriol.

El poco público que asistió apoyó la decisión de los verdiblancos de no disputar el partido ante la Real Sociedad, donde milita el mexicano Carlos Vela.

"Aquí no se juega", "fuera chorizos de El Sardinero" y "campeones, campeones", fueron algunos de los cánticos que se entonaron desde la grada, mientras los jugadores daban una vuelta al campo, agradeciendo el apoyo al escaso público asistente al juego.