Con arte celebran los 400 años de relación México-Japón

A través de 40 obras, alumnos de arte japoneses y mexicanos plasman su visión acerca de lo que significa un amigo, y así participan en la exposición "Tomodachi", que esta noche se inaugura para celebrar los 400 años de la Expedición Hasekura, con la que iniciaron las relaciones entre México y Japón.

La muestra, abierta en el Espacio Japón, anexo de la Embajada del país oriental en México, forma parte de los festejos del Año de Intercambio "México-Japón, 2013-2014. 400 años de la Misión Hasekura".

Reúne los trabajos de alumnos de las escuelas Tokyo Metropolitan Oizumisakura High School, Tokyo Metropolitan Kirigaoka High School, de Japón, y del Centro de Educación Artística (Cedart) "Diego Rivera", de México.

En entrevista con Notimex, la coordinadora general de la exhibición, Himiko Takasawa, recordó que en 2012 visitó México a propósito de una exposición en la que ella participó.

Entonces aprovechó la ocasión para visitar el Cedart "Diego Rivera", a fin ver la posibilidad de realizar una muestra conjunta entre ambas naciones, en la que se mostrará el talento de jóvenes de los dos países.

"Realizamos el intercambio con el Cedart, a través de la exposición ´Tomodachi´ (Amigo), integrada por obra de estudiantes de preparatoria de Japón y México, evento que se integra al 400 aniversario de la Misión Hasekura", dijo Takasawa.

La también profesora de la Academia SOKEI de Bellas Artes y Diseño de Japón dijo que, a través de esta exposición y "nuestras actividades, se fortalece la amistad profunda, el intercambio de las culturas y nuestro idioma".

Elaboradas por jóvenes cuyas edades van de 15 a 18 años, la muestra que refleja armonía une a dos naciones en el rubro cultural, presentando pintura, grabado, acuarelas y acrílicos, en las que estos artistas expresan su sentir acerca de lo que significa un amigo.

Por su parte, el director del Cedart "Diego Rivera", Miguel Ángel Gabriel Reyes, expresó su beneplácito y comentó que la muestra abre las puertas a nivel institucional, no solo a la escuela a su cargo, sino también al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Adelantó que en breve se firmará un convenio de colaboración entre las escuelas participantes, a fin de llevar a cabo proyectos a futuro en material cultural.

"Se trata de escuelas unidas por el arte visual, a pesar de tener costumbres tan diferentes", indicó Reyes.

Animales, figuras humanas, sombras, árboles, edificios, escuelas, niños, mujeres, son tan solo algunos de los personajes que se presentan, en esta exposición en la que artistas como el mexicano Fernando Esperón plasma su visión acerca de lo que representa la amistad.

Bajo el título "Red", el alumno de segundo semestre del Cedart ofrece un aguafuerte en el que exhibe decenas de árboles, entrelazados a manera de crear una red.

"Un amigo es más que una persona con la que simplemente pasas un rato entretenido. Muchas veces puedes encontrarte un amigo en lugares que no esperabas, y esos amigos conocen a otros y eso va creando una red y precisamente eso fue lo que trate de expresar", indicó.

Yuri Otani, asistente de la Sección Cultural e Informativa de la Embajada de Japón en México, comentó que en la muestra la parte japonesa ofrece un contexto diferente sobre lo que significa un amigo, en relación con la parte mexicana, que emplea una sola técnica: el aguafuerte.

"La parte interesante en esta exposición radica en que cada dibujo presenta un mensaje, y es esto lo que me gustaría que se analizará, pues es ahí donde podemos ver la diferencia de culturas tanto de México como de Japón", concluyó.

"Tomodachi", vocablo en japonés que significa amigo, es una exposición que será inaugurada esta noche y permanecerá hasta el 14 de febrero próximo en el espacio mencionado, situado a una cuadra de la estación Polanco del Metro.