Avalan comisión que investiga a expresidente salvadoreño

La Sala de lo Constitucional de El Salvador declaró hoy improcedente una demanda que pretendía anular la comisión especial que investiga el extravío de fondos donados por Taiwán, caso en el que está implicado el expresidente Francisco Flores.

El recurso fue presentado por un ciudadano y rechazado por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), al considerar que no tiene ningún fundamento.

"La afirmación contenida en la demanda, en el sentido de que la comisión especial tiene como objetivo determinar si existe o no responsabilidad penal de un exfuncionario, no es una interpretación que pueda derivarse del contenido del acuerdo impugnado", indicó la sentencia.

Agregó que el recurso "realiza una enunciación simplemente descriptiva de algunas atribuciones de la FGR (Fiscalía General de la República), pero no plantea ningún razonamiento dirigido a enlazar o relacionar estas consideraciones con el contenido del acuerdo impugnado".

Mencionó que "la demanda carece de argumentos sobre la forma en que la creación de la comisión legislativa en mención habría violado o impedido el ejercicio de las atribuciones constitucionales de la Fiscalía".

El comité parlamentario busca dar con el paradero de 10 millones de dólares donados por Taiwán en 2003 a El Salvador y de otros 15 a 20 millones de dólares que el mismo Flores confesó haber recibido de esa país durante su gobierno (1999-2004).

El expresidente deberá comparecer por tercera vez la tarde de este jueves ante la comisión, ya que quedó abierta la sesión del martes ante el cansancio que presentó Flores luego de más de cuatro horas de interrogatorio.

Flores intentó evitar presentarse el martes al informar a las autoridades que estaba fuera del país, sin embargo agentes de Migración en la frontera La Hachadura descubrieron que intentaba salir a Guatemala en un vehículo sin haberse reportado.

Tras el incidente, el exmandatario fue obligado a regresar y presentarse ante la comisión, en cuyo testimonio sólo se enredó más y no pudo mencionar a quiénes entregó los fondos millonarios, ya que nunca fueron ingresados al erario público.

La Fiscalía, ante las contradicciones del ex jefe de Estado y de sus mismas investigaciones que realiza sobre el caso, congeló desde el martes sus cuentas bancarias y sus inmuebles.