Economía mexicana crecerá hasta 4.0% en 2014: Téllez

La economía mexicana crecerá entre 3.5 y 4.0 por ciento este año, pues las condiciones están dadas para ello, estimó el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez Kuenzler.

Explicó en conferencia de prensa que la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos se debe a que la economía de ese país se recupera y ello estimula el crecimiento en México debido a la estrecha relación de exportaciones con el Producto Interno Bruto (PIB).

"Si creo que vayamos a crecer entre 3.5 y 4.0 por ciento; se ve muy claro, todas las condiciones así lo prevén", dijo.

La volatilidad continuará en los mercados durante algún tiempo, aunque su impacto será menor en el país por la fortaleza macroeconómica.

Lo anterior, abundó, quedó demostrado este miércoles cuando el banco central de Sudáfrica subió su tasa de interés y se presentó una volatilidad importante de la moneda local, como sucedió previamente en Turquía y otros países, mientras que en México no se vieron cambios importantes.

"La percepción y realidad de tener fundamentos económicos muy fuertes y sólidos han hecho que la volatilidad en las principales variables macroeconómico-financieras, haya sido menor que en otros países", dijo tras la ceremonia y timbrazo simbólico por la presentación e inicio de operaciones de BTG Pactual México, Casa de Bolsa.

El presidente de BTG Pactual, André Esteves, consideró al respecto que la volatilidad en los mercados debe verse como un proceso natural, en donde se da una migración de capitales para normalizar a las principales economías, sobre todo de Estados Unidos.

Los precios de los activos tienen que pasar por un ajuste relativo ante la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, lo cual pega a los mercados emergentes, sin embargo, no existe una crisis sino sólo un movimiento natural, argumentó.

Coincidió en que a diferencia de economías como Turquía, Indonesia o India, la posición financiera y macroeconómica es más sólida en los países de Latinoamérica, lo que ayuda a mitigar los movimientos de los mercados.