Descartan que importación de autos usados afecten ventas internas

El grupo financiero BBVA Bancomer descartó que la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos afecte las ventas del mercado nacional, como lo afirma la industria automotriz.

En el documento Situación Regional Sectorial México, la institución da a conocer que de acuerdo con estudios econométricos, no existe ninguna relación entre la venta de autos nuevos en el país y la importación de unidades usadas.

"Los autos importados usados a través del tiempo no tienen un impacto estadísticamente significativo sobre las unidades vendidas de autos nuevos", sostiene.

Indica que de acuerdo con los resultados del análisis, previstos a corto plazo, no hay ninguna afectación estadísticamente significativa de las variaciones mensuales de autos nuevos adquiridos en México sobre los cambios mensuales de las unidades de autos importados usados.

De acuerdo con la industria automotriz nacional, el principal problema de la depresión en las ventas del mercado mexicano, que aún está a 50 por ciento de su potencial, es la importación creciente de vehículos usados procedentes de Estados Unidos.

Refiere que de enero de 2005 a agosto de 2013 han ingresado al país unos 6.9 millones de vehículos usados, provenientes sobre todo de Estados Unidos, y que equivale -asegura el sector- a 80.7 por ciento de las unidades nuevas vendidas en el país.

Desde pasadas administraciones federales se establecieron condiciones para la importación de vehículos usados, entre ellas la reducción de aranceles y barreras no arancelarias para permitir la entrada de esos vehículos cuyos modelos tuvieran entre 10 y 15 años de antigüedad.

Este jueves, la Secretaría de Economía (SE) publicó el decreto por el que amplía al 31 de diciembre de este año la importación definitiva de vehículos usados, provenientes de Estados Unidos.

Explica que la medida, que concluiría mañana viernes 31 de enero, busca contar con un marco regulatorio que otorgue seguridad jurídica a los importadores de vehículos automotores usados y aclara que se debe a que persisten las condiciones que motivaron la emisión del decreto el 1 de julio de 2011.