Academia Mexicana de la Lengua rinde homenaje a Rubén Bonifaz Nuño

A fin de recordar al destacado poeta mexicano Rubén Bonifaz Nuño, en su primer aniversario luctuoso, que se cumple mañana, la Academia Mexicana de la Lengua le rendirá homenaje en el Museo Nacional del Arte (Munal).

El tributo tendrá lugar hoy en el Salón de Recepciones del recinto museístico y contará con la participación de Jaime Labastida, Vicente Quirarte, Eduardo Lizalde y Hugo Guitérrez Vega, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en su portal de Internet.

El poeta, traductor y académico mexicano Rubén Bonifaz Nuño, quien mediante su obra defendiera y enalteciera a la especie humana, nació el 12 de noviembre de 1923 en Córdoba, Veracruz.

Hijo del telegrafista Rubén Bonifaz Rojas y Sara Nuño Scott, recibió gran parte de su educación en colegios como la Escuela Primaria Porfirio Parra, la Secundaria Número 10 y la Escuela Nacional Preparatoria en el estado de Chiapas, registra el portal "rubenbonifaz.humanidades.unam.mx".

Sus estudios universitarios los cursó en la capital del país, donde se matriculó en la Licenciatura en Derecho de la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Tiempo después, realizó la maestría y el doctorado en Letras Clásicas impartido por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1945, cuando el poeta veracruzano tenía 21 años, aparecieron sus primeros 10 sonetos, los cuales con el paso del tiempo marcarían el inicio de una prolífica carrera, retrata el portal "circulodepoesia.com".

Su quehacer académico comenzó en 1960 cuando impartió clases de latín en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde se convirtió en miembro de la Comisión de Planes Estudio del Colegio de Letras Clásicas.

La máxima casa de estudios en México, fue el lugar donde el poeta se convirtió también en jefe de redacción de la Dirección General de Información, así como en fundador y director del Instituto de Investigaciones Filológicas, documenta el sitio electrónica de El Colegio Nacional, del que fue miembro a principios de los años 60.

A partir de 1963 se integró a las filas de la Academia Mexicana de la Lengua; en 1989 se convirtió en investigador emérito de la UNAM y tres años después fue reconocido como Investigador Nacional Emérito.

Sobre su obra, en alguna ocasión el poeta Marco Antonio Campos (1949) explicó que se trata de una lírica mexicana del siglo XX que dio una nueva vida a la poesía, de acuerdo con información publicada en "literatura.bellasartes.gob.mx".

Asimismo, tomó expresiones de la cultura popular para convertirlas en poesía. En "El Manto y la Corona", uno de los poemarios más importantes del autor, describe las etapas del amor.

De la misma manera, en los dos últimos libros publicados por Bonifaz Nuño profundizó en los sentimientos eróticos con un especial refinamiento.

Entre los poemas más famosos del veracruzano destacan "Y nuevamente abril a flor de cielo", "haz que yo pueda ser, amor, la escala", "alguna vez te alcanzará el sonido", "tú das la vista a mis pupilas ciegas", entre otros.

Como traductor el poeta veracruzano dejo un amplio legado que abarca clásicos griegos y latinos.

El investigador emérito recibió a lo largo de su prolífica carrera múltiples distinciones, entre las que destacan el Premio Nacional de Letras 1974; el Premio Latinoamericano de Letras "Rafael Heliodoro Valle" 1981; el Premio Internacional "Alfonso Reyes" 1985, y el doctorado Honoris Causa por la UNAM 1985.

El Doctor en letras clásicas Rubén Bonifaz Nuño falleció en la esta ciudad el 31 de enero de 2013 a los 89 años de edad.