Descarta Botín afectos mayores por crisis cambiaria de Argentina

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, descartó hoy aquí que la crisis cambiaria en Argentina tenga mayores efectos, debido a que la economía del país muestra fortalezas y el sector financiero tiene solvencia.

En la presentación de resultados del Grupo Santander en 2013, manifestó que América Latina muestra en 2014 perspectivas de mayor crecimiento, entre otras razones por las reformas realizadas en México, la estabilidad en Brasil y el crecimiento económico de Chile.

De Argentina, recalcó que tuvo un crecimiento aceptable en 2013, el sector privado está poco endeudado, bajo nivel de desempleo, producción agrícola récord y se mantienen altos los precios de las materias primas.

"El episodio de inestabilidad cambiaria en que está inmerso el país no pensamos que vaya a cambiar la situación anterior, máxime teniendo en cuenta la buena situación de solvencia y calidad crediticia de las principales entidades financieras", apuntó.

Recalcó que en términos generales las perspectivas económicas mundiales son mejores para 2014 tanto en economías desarrolladas como en las emergentes, siendo estas últimas las que ofrecen signos positivos.

Destacó el caso de Polonia, que no entró en recesión en los años de la crisis en Europa, con buenos fundamentos económicos y fuerte sistema financiero, por lo que podría doblar las tasas de crecimiento a las del promedio de la Unión Europea en los próximos dos años.

El banquero español recordó que el Santander tiene presencia en todos esos países, que hace que las perspectivas de la entidad en 2014 "sean muy buenas", debido a su diversificación geográfica.

"El objetivo será el incremento de resultados, lo que va a venir favorecido por la mejora de la situación económica y la sólida posición de partida del Banco Santander", refirió.

El Banco Santander obtuvo en 2013 un beneficio atribuido de cuatro mil 370 millones de euros (unos cinco mil 900 millones de dólares), un 90.5 por ciento más que el año 2012.

El beneficio obtenido se basa en la diversificación geográfica, ya que en 2013 el 53 por ciento procede de mercados en desarrollo y el 47 por ciento de mercados maduros.

Por países, la mayor aportación corresponde a Brasil (23 por ciento), seguido de Reino Unido (17 por ciento), México y Estados Unidos (10 por ciento, cada uno), España (siete por ciento) y Alemania, Polonia y Chile (seis por ciento cada uno).