Siguen en cuestión elecciones generales adelantadas en Tailandia

El gobierno y la oposición en Tailandia efectuaban hoy sus últimas acciones previas a la jornada electoral del próximo domingo, cuando el primero busca que tengan lugar mientras la segunda insiste en cancelarlas.

En la capital Bangkok la primera ministra interina, Yingluck Shinawatra, invitó a todos los ciudadanos, con derecho a sufragar, a ejercer su voto en los comicios de este domingo, informó el sitio de noticias mcot.net.

Todos tienen un voto igual, el cual ayudará a determinar el futuro de nuestro país, dijo en su llamado.

Yingluck disolvió el gobierno el pasado 9 de diciembre y convocó a comicios para el próximo domingo luego de 40 días de protestas en Bangkok, encabezadas por el Comité de Reforma del Pueblo Democrático (CRPD) y su líder Suthep Thaugsuban.

En tanto el CRPD pretende efectuar una magna manifestación que paralice la capital tailandesa, aunque no evitará de manera directa que la gente acuda a las casillas, como sí lo hizo el pasado domingo, en la jornada de voto adelantado, informó The Bangkok Post.

Suthep explicó que todos quienes sean contrarios a la votación deberán de manifestarse a partir de este jueves y hasta el domingo vendiero, y quienes tengan automóviles deberán estacionarlos a las afueras de los centros de votación.

Además, señaló que en varias provincias del sur tailandés tampoco se efectuará la jornada electoral, y dijo que en esas regiones hay carencia de funcionarios electorales.

En tanto, el departamento de Investigación Especial pidió a la corte criminal la expedición de 10 órdenes de arresto para otros tantos líderes del CRPD, lista que encabeza Suthep, luego de que un intento previo le fue rechazado.

Las protestas iniciaron por un decreto de amnistía, rechazado por el Senado, que se argumentaba que de ser aprobado permitiría el regreso al país de Thaksin Shinawatra, hermano de la actual jefa de gobierno.

Primer ministro de febrero de 2001 a septiembre de 2006, cuando fue derrocado, Thaksin se exilió en 2010 en Reino Unido, donde se ha dedicado a sus negocios personales.

El ex jefe de gobierno se encuentra convicto de corrupción y el proyecto de amnistía permitiría su absolución de los delitos por los que fue condenado en ausencia y su regreso a Tailandia, aunque su caso sería uno de los 25 mil 331 que cubriría el ordenamiento legal.

El CRDP alega que los comicios adelantados no eliminarán la influencia de la familia Shinawatra en la política tailandesa, por lo que demanda la renuncia de Yingluck y la creación de un comité popular de gobierno que lleve a cabo una reforma del Estado.