Lanza FAO nuevas normas para bancos de genes

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) difundió hoy las nuevas normas para bancos de germoplasma de recursos fitogenéticos.

Se trata de normas voluntarias internacionales para los diversos almacenes o bancos de genes que en todo el mundo conservan las semillas y otros materiales utilizados para reproducir las plantas, así como las plantas vivas in situ.

El objetivo es atender las necesidades alimentarias del planeta con una mejor conservación de la diversidad agrícola, señaló el organismo en un comunicado.

Más de siete millones de muestras de semillas, tejidos y otros materiales de reproducción vegetal de cultivos alimentarios, junto con sus parientes silvestres, están protegidos en unos mil 750 bancos de germoplasma.

"Sus amplias aplicaciones también son compatibles con la investigación que podría detener la pérdida de biodiversidad e impulsar la sostenibilidad en la agricultura, condiciones ambas necesarias para alimentar una población mundial que se espera supere los nueve mil millones de personas en 2050", anotó.

Ante el aumento de la población y la variedad de desafíos climáticos, "mantener una saludable variedad de semillas y otros recursos fitogenéticos en beneficio de las personas en todos los países será esencial", dijo Ren Wang, subdirector general de la FAO.

Las normas no vinculantes abordan técnicas de recolección de muestras, etiquetado homogéneo, protección contra hongos, bacterias, plagas y factores de estrés físico, pruebas de viabilidad e integridad genética.

También subrayan la importancia de conservar y compartir el material junto con la documentación relacionada en línea con las normas nacionales e internacionales.

Son una herramienta importante en la implementación del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, y el Segundo Plan de Acción Mundial para los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.