Deben cooperativas que no puedan cumplir ver opciones de salida

Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP) que no puedan cumplir con los requisitos mínimos para regularizarse debieran analizar la opción de fusionarse o transferir sus activos y pasivos, recomendó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Ello a dos días de que venza el plazo establecido por la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP), para inscribirse en el registro de SCAP que lleva el Comité de Supervisión Auxiliar del Fondo de Protección.

Luego de efectuar dicho registro las sociedades inscritas podrían ser autorizadas por la CNBV para seguir realizando sus operaciones de captación y crédito entre sus socios.

De ahí que la CNBV invitó a los directivos de las sociedades cooperativas que no estén en posibilidad de cumplir con los requisitos mínimos para solicitar su autorización, evaluar su fusión o la posibilidad de transmitir sus activos y pasivos a alguna SCAP autorizada.

El objetivo es, subrayó, salvaguardar el patrimonio de sus socios ahorradores, para lo cual podrían ser sujetas de los apoyos que se establecen en la Ley que crea el Fideicomiso que Administrará el Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores (Ley del FIPAGO).

Ello, aclaró, en el supuesto que la sociedad se hubiere constituido legalmente a más tardar el 31 de diciembre de 2002 y acredite el cumplimiento de los demás requisitos que para tal efecto señala la referida Ley del FIPAGO.

Así que aquellas cooperativas que al 31 de enero de 2014 no se hubieren registrado o, en su caso, sometido a la evaluación del Comité de Supervisión Auxiliar, a partir del 1 de febrero de 2014 deberán abstenerse de realizar operaciones que impliquen captación de recursos.

En tanto que los socios deben tomar en cuenta que de seguir operando con estas entidades no reguladas y supervisadas por la CNBV no contarán con el seguro de depósitos.