Sentencian a cárcel a estadunidenses por contrabando de armas a México

Los hermanos Richard y Damien Hesles, dueños de una armería en Eagle Pass, Texas, fueron sentenciados a penas de prisión por su participación en un contrabando de armas y municiones a presuntos grupos del crimen organizado en México.

La Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas informó este miércoles que un juez federal en Del Río, Texas, sentenció a Richard Hesles Jr. a 10 años de prisión y a su hermano, Damien, a nueve años de cárcel.

Los hermanos se declararon culpables en octubre pasado de ayudar e instigar el contrabando de bienes desde Estados Unidos.

Las autoridades indicaron que los hermanos Hesles ayudaron e incitaron al contrabando de más de seis mil cartuchos de municiones diseñadas para su uso en diversas armas de fuego, incluyendo los rifles de asalto AK-47 y AR-15.

Mientras que en otro caso, el propietario de una tienda de armas en Laredo, Texas, se declaró culpable este miércoles de contrabando de armas hacia México.

La Oficina del Procurador Federal informó que Robert Jacaman, de 60 años, propietario de la tienda "Jacaman Guns and Ammo" en Laredo, se declaró culpable de conspirar para contrabandear municiones de armas de fuego y cargadores hacia México.

Jacaman, quien permanecerá libre bajo fianza hasta su sentencia, enfrenta una pena de hasta cinco años de prisión y una multa de 250 mil dólares.