Pide ONU a Uruguay mejorar condiciones en las cárceles

Estados participantes en el Examen Periódico Universal de Uruguay ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU llamaron al gobierno de Montevideo a mejorar las condiciones carcelarias debido al hacinamiento en esos centros de detención.

Este miércoles, Uruguay fue evaluado sobre su récord de derechos humanos en el que participaron en un diálogo interactivo 81 oradores, 30 miembros del Consejo y 51 observadores.

Otro de las recomendaciones durante el Examen Periódico Universal (EPU) fue la de encaminar sus esfuerzos para reformar su legislación penal con el fin de garantizar un proceso legal justo y oportuno. Además, le alentaron a buscar alternativas a la detención preventiva.

Otros estados recomendaron a Uruguay continuar con el desarrollo del sistema de justicia de menores y garantizar que ese sistema de detención esté en consonancia con sus obligaciones de derechos humanos.

Invitaron a Uruguay adoptar medidas para aumentar la paridad de género y mejorar la participación de las mujeres en la toma de decisiones y elaboración de políticas públicas.

Asimismo pidieron intensificar las medidas preventivas para proteger aún más a las mujeres de la violencia doméstica y de proporcionar protección y apoyo a las víctimas, incluido el acceso a los albergues.

Miembros del máximo órgano de derechos humanos de la Naciones Unidas instaron a generar una mayor conciencia pública sobre la violencia doméstica y de género y asegurar que tales actos fueran investigados y sus autores llevados ante la justicia.

Además poner en marcha medidas adicionales para combatir la trata de personas, especialmente de mujeres y niños e identificar y procesar a los sospechosos, así como establecer mecanismos de protección de los testigos y el acceso a la justicia para las víctimas de la trata.

Además, le recomendaron garantizar la aplicación efectiva de la legislación nacional para combatir el racismo y la discriminación.

Los estados que participaron en el EPU le alentaron a proseguir los esfuerzos para combatir la discriminación contra personas de ascendencia africana y asegurar que tengan el mismo acceso a la educación y el trabajo.

Aumentar los esfuerzos encaminados a combatir la deserción escolar y adoptar un plan de acción nacional amplio para enfrentar las peores formas de trabajo infantil.

El gobierno de Uruguay estuvo representado por el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero; el director de Asuntos Políticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ricardo González; el director de Derechos Humanos y Derecho Humanitario de la Cancillería, Federico Perazza.

El EPU de cada Estado se basa en tres documentos: un informe nacional elaborado por el Estado, una compilación de información de la ONU y un resumen de la información presentada por organizaciones de la sociedad civil.

Las recomendaciones vertidas este día, en caso de que el gobierno de Montevideo las acepte, deberán ser parte de una hoja de ruta para que el estado parte siga avanzando en materia de derechos humanos.