Persiste una brecha grande entre Damasco y oposición: Brahimi

El enviado especial de Naciones Unidas (ONU) para Siria, Lakhdar Brahimi, afirmó que persiste una brecha muy grande entre el gobierno de Damasco y la oposición siria en el marco de las negociaciones de paz.

"Parece que las dos partes se quieren quedar (en la mesa de negociación) y hablar, pero la brecha entre ellos es muy grande", dijo Brahimi en rueda de prensa.

En el quinto día de negociaciones de Ginebra 2, que tiene como objetivo encontrar una salida política al conflicto, Brahimi dijo que en la sesión de este miércoles se discutió el tema de un órgano de gobierno transitorio, pero de una forma preliminar.

Agregó que esta ronda de negociaciones terminará este viernes y reconoció que "no espera lograr nada sustantivo" antes de ese día.

A pesar de que las partes continúan hablando en el mismo salón y frente a frente, manifestó su desazón porque "el hielo se está rompiendo muy lentamente".

A su modo de ver el logro de esta primera ronda de Ginebra 2 es haber reunido a las dos partes y que se hayan hablado por primera vez desde que inició el conflicto en marzo de 2011.

Continúan además las negociaciones con el gobierno del presidente Bashar al Assad y la ONU para que autorice la entrada de un convoy que intenta llevar alimentos y medicinas a la población que permanece atrapada en la ciudad sitiada de Homs.

Por último, adelantó que este viernes las partes en conflicto fijarán la fecha de la próxima ronda de negociaciones de paz para Siria en las que espera tener un resultado "más productivo".