Pide el Papa Francisco "¡qué no falte el trabajo!"

El Papa Francisco clamó hoy porque a nadie le falte el trabajo, que es fuente de dignidad, y pidió a las instituciones hacer todo lo posible por asegurarlo.

Durante la audiencia general de los miércoles, ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano no obstante el frío y la lluvia, el líder católico saludó a las familias de los obreros de la empresa Shellbox de Castelfiorentino, centro de Italia.

"Hago votos para que se haga todo esfuerzo posible de parte de las instancias competentes para que el trabajo, que es fuente de dignidad, sea una preocupación central de todos. ¡Qué no falte el trabajo!", exclamó.

También dirigió un saludo a las fundaciones asociadas en la Consulta Nacional Antiusura y deseó que las instituciones puedan intensificar su empeño junto a las víctimas de la usura, "dramática plaga social que hiere la dignidad inviolable de la persona humana".

Asimismo pidió a los fieles de lengua árabe, especialmente aquellos del Medio Oriente, rezar, perdonar, a infundir esperanza y consuelo, a servir a los hermanos, a hacerse cercanos a los necesitados y a los últimos, crear comunión y sembrar paz.