Dialogan Peña y Rousseff sobre ramos energético y agroindustrial

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una reunión de trabajo con su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff, con quien dialogó sobre la importancia de seguir impulsando la vinculación en los ramos energético, agroindustrial y aeroespacial.

En el encuentro, celebrado en el marco de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), ambos mandatarios hablaron también sobre la Cruzada Nacional contra el Hambre que se lleva a cabo en México.

En ese tema, Peña Nieto destacó la visita a Brasil que en los próximos meses realizará una delegación de Diconsa para conocer los programas de seguridad alimentaria y nutricional, el acceso y la distribución de alimentos, así como el apoyo a pueblos y comunidades tradicionales.

Además del programa de adquisición de alimentos de la agricultura familiar en aquella nación.

El mandatario mexicano reiteró la invitación a la presidenta Rousseff para que realice una visita de Estado a México en 2014 y participe en la XXIV Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en Veracruz en diciembre de este año.

Asimismo, definieron los temas que serán abordados en la tercera reunión de la Comisión Binacional México-Brasil, que se llevará a cabo en febrero de 2014 también en el país.

La de hoy es la segunda ocasión en que los dos presidentes sostienen una reunión de trabajo, después de su encuentro en enero de 2013 en el contexto de la I Cumbre de la CELAC, celebrada en Santiago de Chile.

En el ámbito de la cooperación para el desarrollo, ambos mandatarios conversaron sobre la importancia de seguir impulsando la vinculación en los ramos energético, agroindustrial y aeroespacial, para el intercambio de conocimientos y tecnología.

Peña Nieto se refirió a las exposiciones culturales en Brasil: "Mayas. Revelación de un tiempo sin fin", de mayo a agosto, en Sao Paulo; "Fuera de lugar", de abril a septiembre de este año en Río de Janeiro, y "Grandes maestros del arte popular de Iberoamérica", que se presentó en Sao Paulo entre el 14 de octubre de 2013 y el 19 de enero de 2014.

La relación económica entre ambos países se ha intensificado durante los últimos años. México es el segundo socio comercial de Brasil en América Latina y el Caribe, y Brasil es el primer socio comercial para México en esa región.

La inversión mexicana acumulada en esa nación, que se centra en los sectores de telecomunicaciones, automotriz y construcción, entre otros, supera los 30 mil millones de dólares, lo que ubica a ese país como el primer destino de las inversiones mexicanas en Latinoamérica.