Demandan gobernantes de Celac lucha efectiva contra la pobreza

Gobernantes de América Latina y el Caribe defendieron hoy a la Comunidad que los agrupa como un escenario ideal para la integración y abogaron por un enérgico combate al hambre, la pobreza y la desigualdad.

La II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Ceñac) inició la tarde de este martes sus deliberaciones públicas en una plenaria encabezada por el presidente cubano Raúl Castro, tras una sesión a puertas cerradas en horas de la mañana.

El primer orador de la jornada fue el secretario general de las Naciones, Unidas, Ban Ki-Moon, quien dijo que la Celac, integrada por 33 países, puede desempañar un gran papel en la región latinoamericana y caribeña, y viceversa.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, exhortó a los países de la Celac a asumir el desafío de construir y articular acciones concretas de cooperación para el desarrollo regional, entre ellas integrar los mercados y crear mutuas inversiones.

La mandataria argentina, Cristina Fernández, dijo que hace una década habría sido una utopía vaticinar que todos los países del hemisferio, excepto Estados Unidos y Canadá, estarían en La Habana promoviendo la integración.

La jefa de Estado de Costa Rica, Laura Chinchilla, cuyo país asumirá mañana por un año la presidencia pro témpore de la Celac, ejercida por Cuba en 2013, expresó que este organismo se ha convertido de forma rápida en un mecanismo de diálogo y concertación.

Aseguró que tras las próximas elecciones del domingo en su país el venidero gobierno tendrá voluntad de diálogo e impulsará la integración inteligente con naciones de América Latina y el Caribe.

El ecuatoriano Rafael Correa condenó el neocolonialismo, elogió el papel de Cuba en la Celac y abogó por una mayor unidad entre los gobiernos de América Latina y el Caribe para rechazar la injerencia y la intervención internacional.

La primera ministra de Jamaica, Portia Simpson, destacó la transferencia de experiencia, tecnologías y de planes de desarrollo como una vía esencial para erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad en Latinoamérica y el Caribe.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, defendió una agenda de crecimiento incluyente para la Celac y dijo que la región enfrenta los retos de pobreza, hambre y desigualdad.

El mandatario guatemalteco, Otto Pérez Molina, propuso adoptar un enfoque integral para combatir el narcotráfico en Latinoamérica y el Caribe, un flagelo que, dijo, afecta a los Estados, debilita su institucionalidad y socava sus democracias.

El jefe de Estado de Haití, Michel Martelly, consideró que la Celac resulta un escenario propicio para combatir la pobreza, la desigualdad y el analfabetismo y dijo que su gobierno realiza grandes esfuerzos para la recuperación de ese país.

Poco antes de concluir la sesión de este martes, Raúl Castro anunció la llegada del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el mandatario saliente de ese país, Porfirio Lobo.

Castro invitó a las jefas y jefes de Estado latinoamericanos y caribeños a participar en una Cena de Estado que celebrarán en el Palacio de la Revolución, y convocó para mañana a las 10:00 hora local, otra sesión plenaria de la II Cumbre de la Celac.