Luna Ramos llama a dejar tintes partidistas en discusión de leyes

En la discusión, y en su caso aprobación, de las leyes secundarias de la reforma político electoral, el Congreso de la Unión debe "despojarse de cualquier color", recomendó el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Luna Ramos.

Los legisladores, al igual que los impartidores de justicia electoral al emitir una sentencia, deben buscar el bienestar social y la equidad de las contiendas, dijo en entrevista al término de la presentación del Código Modelo de Ética Judicial Electoral.

El máximo organismo jurisdiccional del país, refirió, no tiene color o, en todo caso, se identifica con el negro que es precisamente la ausencia de todo color: "Eso es de lo que debe estar imbuido un juez electoral en el momento de emitir una sentencia".

Luna Ramos opinó que "los legisladores también deben separarse de sus colores en el momento de elaborar una ley (...) de promulgar una ley, porque lo que deben de buscar es lo que es una realidad y una necesidad para la sociedad mexicana: el bienestar social.

De cara al inicio del periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión, el titular del TEPJF insistió en su convicción de que el Legislativo debe buscar que las leyes se ajusten estrictamente al beneficio social y a la equidad en los procesos electorales.

Lo anterior, anotó, "a fin de garantizar que todos los contendientes tengan las mismas oportunidades, atentos a una legislación que sea realmente equitativa".

A su vez, el magistrado Pedro Esteban Penagos López hizo hincapié de que los únicos colores de los juzgadores electorales son los de la Constitución y de la ley, enarbolados por la neutralidad, independencia de sí mismos y la libertad de conciencia.

En su discurso, recordó que la primera condición ética para un juez "es que sea independiente de sí mismo".

Los jueces, dijo, tienen un encargo: impartir justicia en seres humanos iguales que nosotros, "porque el juzgador no es un ser aislado sino que forma parte de la sociedad, sin embargo, en el desempeño de su encargo ha de asumir una actitud que lo coloque en una situación especial de compromiso y rectitud con la impartición de justicia".

Penagos López destacó la importancia de que el juez electoral atienda el criterio de transparencia en ejercicio de su función, de tal manera que su actuar se lleve a cabo como en "casa de cristal".

Al hacerlo permitirán a los legítimamente interesados y, en su momento, a los ciudadanos en general, el acceso a la información que sirve de sustento a las decisiones judiciales.

Además, los jueces electorales deben adoptar una actitud de servicio, de atención personalizada y sin demora a las partes, lo que constituye un matiz humanista, esencial para fortalecer la confianza ciudadana, puntualizó.

Al acto realizado en el Auditorio José Luis de la Peza Muñozcano, del Tribunal Electoral, asistieron el ministro en retiro, Mariano Azuela Güitrón y el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León.

También, José Antonio Lozano Díez, coordinador de la Comisión de Ética del Ilustre y nacional Colegio de Abogados de México y director de la facultad de Derecho de la Universidad Panamericana, entre otros.