Piden incorporar a centrales de abasto en pacto fiscal

El vocero de la Federación Latinoamericana de Mercados de Alimentos (Flama), Alfredo Neme Martínez, solicitó a la Secretaría de Hacienda incluir a los comerciantes de las 65 centrales de abasto del país en el pacto fiscal, el cual está previsto firmarse en febrero próximo.

El dirigente defendió el derecho de este sector productivo a ser incluido para tener estabilidad tributaria y reglas claras en el pago de impuestos en los próximos años.

En un comunicado, propuso cambios en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), como parte de las recomendaciones y medidas preventivas y correctivas que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) hizo al organismo recaudador.

Lo anterior, dijo, sobre la imposibilidad de los miembros del sector primario para dar efectivo cumplimiento a sus obligaciones fiscales y su repercusión en los sujetos que comercializan sus productos, mismos que se ubican en las 65 centrales de abasto que hay en el país.

Dijo que de acuerdo con un oficio de la Profecon dirigido al SAT, con copia de la resolución a la Confederación Nacional de Agrupaciones de Centrales de Abasto (Conacca), se sugiere garantizar a los contribuyentes el debido respeto a sus derechos fundamentales.

Según expuso, en la recomendación la Prodecom detalla que los derechos fundamentales de los contribuyentes están sustentados en contribuir al gasto público de forma proporcional, equitativa y garantizar certeza jurídica en las disposiciones fiscales que les aplican.

Para el vocero de la Flama, lo anterior otorga sustento a la petición de ser incluidos en el pacto fiscal, pues la Prodecon recomienda al SAT dar continuidad y permanencia a la expedición de facilidades administrativas para el sector primario a través de las resoluciones correspondientes.

Ello, agrega, debe considerar aspectos como nivel académico, social, económico y acceso a servicios de los contribuyentes a quienes se les otorgan; considerar las diferencias de operación entre los integrantes del sector primario (grandes, pequeño y medianos) así como diferenciar zonas geográficas, tipo de productos y destino de los mismos (consumo nacional, importación u otros).

Por lo que respecta a los comerciantes de las centrales de abasto, la Prodecon pide dar continuidad y permanencia a la expedición de oficios con base en lo dispuesto en el artículo 36 del Código Fiscal Federal a los miembros de la Conacca o a cualquier asociación, cámara o confederación que lo solicite y que se vincule con el sector.

Las consideraciones al respecto, dijo Alfredo Neme Martínez, son la oportunidad de dar la expedición de las facilidades fiscales a fin de evitar colocar a estos contribuyentes en inseguridad jurídica, permitiendo el desarrollo de las actividades del sector bajo un margen de estabilidad y seguridad.

El subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher Linartas, explicó este lunes que el acuerdo de certidumbre tributaria o pacto fiscal que se firmará en febrero próximo no busca dar marcha atrás a la reforma hacendaria aprobada en 2013, ni darle tregua a nadie.

Dijo que será un documento donde el gobierno federal se comprometerá a no realizar ni proponer modificaciones adicionales al marco tributario en tres años, a fin de facilitar la planeación de hogares y empresas.