Agobia al ejército alemán peso de reformas continuas: comisionado

El ejército alemán está agobiado bajo el peso de la reforma estructural continua que enfrenta desde hace años y por las misiones militares de paz que cumple en puntos de conflicto internacionales, informó hoy el Comisionado Hellmut Königshaus.

El Comisionado del gobierno en el ejército tiene la función de ser el abogado de los soldados y una vez al año presenta a éste y al Parlamento un reporte sobre el estado de ánimo de los soldados de diversos rangos.

El Comisionado destacó en su reporte 2013 que la frustración es grande en el ejército alemán.

El número de quejas que presentaron los soldados el año pasado alcanzó un nivel récord al alza, de 20 por ciento respecto al año anterior y el más elevado desde 1959, cuando se comenzó a rendir el informe.

En esta situación influyeron también la falta de inversión pública suficiente para mejorar las condiciones de trabajo y de equipamiento de ese cuerpo armado con el armamento adecuado, asentó el comisionado Königshaus.

Subrayó la importancia del otorgamiento de suficientes recursos para el ejército, de forma que esté en completas condiciones de llevar a cabo las misiones que se le ordenan y para hacerlo atractivo en el reclutamiento.

El funcionario también se manifestó preocupado por el considerable aumento de casos de acoso sexual reportado por las mujeres que forman parte del ejército alemán.

Criticó el hecho de que se haya mantenido en el silencio el resultado de un reporte sobre el tema que se llevó a cabo en 2011, en el que resultó que el 55 por ciento de las mujeres alemanas que son soldados han confrontado por lo menos una vez ese problema.

El Comisionado reportó asimismo que los casos de sospecha de acoso sexual contra las mujeres soldados fueron de 64 en 2013 y de 50 en 2012. Consideró, sin embargo, que esa cifra no es la real porque muchas mujeres evitan reportar esos casos.

Reveló que muchas veces, las mujeres alemanas que son soldados no reportan los casos por la discriminación de la que después pueden ser objeto, así como por las desventajas que una denuncia así les acarrearía.

El funcionario agregó que la sobrecarga de problemas en el ejército ha alcanzado el límite de lo soportable y en algunos casos incluso lo ha superado. Demandó la canalización de mayores recursos financieros para las Fuerzas Armadas alemanas.

El Comisionado expresó su satisfacción por la iniciativa de la nueva ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, para mejorar las condiciones en el ejército para la vida familiar de sus miembros.

Consideró que esa iniciativa era necesaria desde hacía tiempo y que ahora se necesitan las medidas concretas, pero añadió que para ello se requerirá más presupuesto.