Crece economía británica 1.9 por ciento en 2013

La economía de Reino Unido creció 1.9 por ciento en 2013, lo que representa el mayor ritmo de crecimiento de la economía británica desde 2007, antes del estallido de la crisis, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

El Producto Interno Bruto (PIB) de Reino Unido creció un 0.7 por ciento en el cuarto trimestre de 2013, una décima respecto al trimestre anterior cuando fue de 0.8 por ciento.

De esta manera, Reino Unido logró completar todos los trimestres en positivo, tras crecer también un 0.8 por ciento en el segundo trimestre y un 0.5 por ciento en el primero.

A pesar de las buenos datos de 2013, el crecimiento económico de Reino Unido se sitúa aún por debajo de los niveles de 2007, cuando el alza del PIB fue de 3.4 por ciento.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas, tres de los cuatro principales sectores de la economía británica subieron en el último trimestre de 2013.

Con excepción de la construcción, que se contrajo 0.3 por ciento entre octubre y diciembre de 2013, el sector industrial subió 0.7 por ciento, el de servicios 0.8 por ciento y el agrícola 0.5 por ciento.

El asesor económico en jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, Joe Grice, dijo en rueda de prensa que la economía de Reino Unido ha registrado "cuatro trimestres significativos de crecimiento y parece que está mejorando de manera regular".

Sin embargo, Grice recordó que está por debajo de los niveles vistos antes de la recesión económica.

La mejora de la economía británica también obedece a otros datos positivos divulgados en los últimos días, como la caída del desempleo, que se sitúa en 7.1 por ciento de la fuerza laboral del país.

El ministro británico de Economía, George Osborne, dijo "estos números son un impulso para la seguridad económica de las personas que trabajan honestamente. Es más evidencia de que nuestro plan económico a largo plazo está funcionando", destacó.

"Para asegurarnos de que la recuperación es duradera y a largo plazo, necesitamos que las empresas inviertan ahora", propuso Danny Alexander, secretario del Tesoro del gobierno del primer ministro, David Cameron.