Pide ONU acceso a más de un millón de personas aisladas en Siria

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) demandó "acceso, acceso, acceso" para poder llevar asistencia humanitaria básica a las zonas sitiadas en Siria, donde se encuentran más de un millón de personas con necesidad urgente de ayuda.

"El PMA tiene una creciente preocupación por la gente a la que no hemos podido tener acceso en todo el país", dijo rueda de prensa en Ginebra la portavoz del organismo, Elisabeth Byrs.

En otras partes de Siria, además del casco viejo de Homs, el programa de las Naciones Unidas no ha podio acceder a personas que están en urgente necesidad de asistencia alimentaria, dijo Byrs.

Según Byrs, el PMA "está cada vez más preocupado por las personas que viven en zonas de difícil acceso en todo el país, las cuales no han recibido asistencia alimentaria".

Más de 775 mil personas en Al-Raqqa, Al-Hassakeh y Deir Ezzor no han sido alcanzados por la asistencia del PMA durante meses consecutivos, deploró.

"Mientras que en 40 localidades de Damasco Rural que permanecen en estado de sitio, no se ha podido distribuir alimentos a 800 mil personas", refirió.

"No es solamente Homs, pedimos acceso a todas las comunidades que necesitan ayuda en Siria", urgió.

"Repito, acceso, acceso, acceso (...) demandamos acceso a todas las comunidades que requieren ayuda urgente", reiteró.

En cuanto a Homs, precisó Byrs, "necesitamos luz verde de todas las partes y cuando se garantice la seguridad iremos".

El llamado del PAM tuvo lugar mientras en otro salón del Palacio de las Naciones el gobierno de Damasco y la oposición siria discutían con la mediación del enviado especial de la ONU, Lakhdar Brahimi, la cuestión decisiva y polémica de la creación de un gobierno de transición.