Piden mejorar condiciones en cárceles de Venezuela

Venezuela tiene que mejorar las condiciones de reclusión de sus cárceles si quiere atacar los problemas de inseguridad que tiene en las calles, aseguró hoy a Notimex el defensor de los derechos humanos, Carlos Nieto Palma.

"Indudablemente que el sistema penitenciario no puede desligarse jamás del problema de la inseguridad, cuando nosotros hablamos de inseguridad hay cuatro eslabones: prevención, sistemas policiales, administración de justicia y el sistema penitenciario", precisó.

Nieto Palma, coordinador general de la organización "Una Ventana a la Libertad", lamentó el descuido del Estado hacia las cárceles, lo que ha generado grupos de poder dirigidos por los llamados "pranes" que controlan las prisiones y desde ahí planifican delitos.

"Se ocasionan dentro de las cárceles secuestros, se planifican robos, o sea las bandas están desde adentro para delinquir afuera, es todo un colectivo el que las lleva", indicó el abogado sobre denuncias de grupos de secuestro que operan desde las prisiones.

Las cárceles venezolanas son consideradas de las más violentas del mundo, ya que cada año ocurren unos 500 homicidios dentro de las instalaciones penitenciarias, siempre según cifras extraoficiales, toda vez que el gobierno se niega a ofrecer información oficial.

Nieto Palma lamentó que las cárceles venezolanas se hayan convertido en "universidades del crimen", de las que los reclusos "salen cargados de odio" tras finalizar su condena y terminan reincidiendo o cometiendo crímenes como secuestros u homicidios.

Al respecto, el activista de derechos humanos admitió que "uno de los problemas más grandes de las cárceles es la indiferencia de la gente", pero ante esto es el Estado venezolano el que debería asumir el reto de solucionar la crisis penitenciaria.

"La solución no es ni aumentar penas, ni crear la pena de muerte, ni crear la cadena perpetua, no, la solución es reeducar a las personas que están en las cárceles, eliminar el ocio que hay y buscarles algún oficio, pero el Estado tiene que avocarse a buscar una solución", sentenció.