Confía CNDH que acuerdo abone a una solución en Michoacán

El pacto firmado por los gobiernos federal y de Michoacán con grupos ciudadanos, permitirá distinguir a quienes persiguen una causa lícita y quienes están fuera de la ley, consideró el titular de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva.

"El hecho de abonar a la regularización como fuerzas policiales rurales de todos aquellos elementos que estén dispuestos a colaborar dentro del margen de la ley, nos va a permitir distinguir entre lo que es una causa justa, lícita y lo que es la delincuencia", expuso.

En entrevista previa al acto conmemorativo al "Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto", el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) confió en que dicho acuerdo pueda abonar a la solución de esa problemática.

El ombudsman nacional recordó que el surgimiento de los grupos de autodefensa en Michoacán "es muy explicable en la medida en que el índice de delincuencia, la inseguridad, continúa como hasta ahora".

Por otra parte, Plascencia Villanueva celebró la captura del presunto líder de los Caballeros Templarios, Dionisio Loya Plancarte, y dijo "espero que este tipo de acciones continúen en la entidad".

"Uno de los reclamos del pueblo en Michoacán, y específicamente en Tierra Caliente, era la impunidad con la que estaban operando este grupo de delincuentes y les parecía que hasta ese momento no había autoridades", manifestó.

Sobre la muerte de Juan Francisco Kuykendall, herido durante las manifestaciones del 1 de diciembre de 2012 en el Distrito Federal, aseguró que la CNDH no logró acreditar que el proyectil que le lesionó el cráneo proviniera de las fuerzas federales.

Refirió que el caso lo investigó el Segundo Visitador General y "no logramos acreditar en forma alguna que hubiera sido una bala de goma, o un proyectil disparado por las fuerzas federales, las fuerzas de seguridad que estaban ahí en el lugar de los hechos".

En el acto por el "Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto", Plascencia Villanueva dijo que recordar esos hechos es el primer paso para que la sociedad contemporánea asuma la responsabilidad de combatir el abuso del poder.

Agregó que en la actualidad es importante evitar caer en una "globalización de la indiferencia", donde nos acostumbremos al sufrimiento del otro "y nos hace permanecer ciegos o en silencio ante los abusos, la desigualdad, la pobreza o la impunidad".

"No hay nada más terrible que guardar silencio ante el abuso, no hay nada más terrible ante la arbitrariedad, porque ese silencio nos hace cómplices de dichos abusos", puntualizó.