Reiteran legisladores llamado a Obama para que detenga deportaciones

Dos legisladores demócratas reiteraron su llamado al presidente estadunidense Barack Obama para detener las deportaciones de inmigrantes, indocumentados o con residencia legal, acusados de ofensas criminales.

En una misiva dirigida al mandatario, los representantes Raúl Grijalva, de Arizona, e Yvette Clarke, de Nueva York, insistieron en que el mandatario tiene el poder para decretar una medida de este tipo, con carácter humanitario.

Dijeron que hay "consenso en Washington de que el actual sistema de migración es inhumano e inaceptable, además de ser un derroche de recursos e ineficaz. Si actuamos de acuerdo a nuestros principios, el primer paso hacia la reforma debe ser ofrecer alivio humanitario".

La petición a Obama tendría alcances limitados, porque se refiere a los indocumentados detenidos y en proceso de deportación en Arizona por la implementación de la ley estatal SB1070, así como residentes legales por haber cometido delitos criminales.

Los legisladores instaron a Obama a suspender la práctica mediante la cual la policía en ese estado, al amparo de la misma ley, notifica a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) sobre indocumentados detenidos, hasta que esa sección sea eliminada de ese estatuto.

"Existe una enorme urgencia para asegurar vías hacia un alivio humanitario para millones de familias que sufren bajo el temor de ser detenidas y deportadas, y que padecen violaciones de sus derechos laborales y humanos", indicaron los legisladores.

Aunque voceros de la administración Obama indicaron en días recientes que el mandatario optará por utilizar "su pluma", en referencia a su autoridad ejecutiva, no se ha precisado su naturaleza ni sus alcances.

Obama ha rehusado hasta ahora todos los llamados para utilizar su poder ejecutivo en el tema migratorio, insistiendo que su preferencia es trabajar con el Congreso para aprobar una amplia reforma migratoria.

El vocero presidencial Jay Carney insistió este lunes que el tema continúa entre las prioridades del mandatario, aunque evitó adelantar si el tema será parte de los temas que el mandatario abordará en su informe sobre el estado de la nación este jueves.

"Si la Cámara de Representantes avanza y sigue la ruta fijada por el Senado aprobando una amplia reforma migratoria y el presidente la promulga este año, sería un enorme logro para el Congreso, para los estadunidenses y para la economía", dijo.