Inicia juicio para despedir maestros incompetentes en California

Una demanda para despedir a malos maestros y reformar leyes que los protegen inició hoy su proceso judicial en la Corte Superior de Los Ángeles.

La demanda fue presentada por nueve estudiantes de California que piden reformar la ley que permite mantener al profesor y que impide esa acción por su antigüedad y otras salvaguardas.

Ésta es la última batalla en un desafío cada vez mayor en todo el país en contra de las protecciones sindicales de maestros y hacerlos más responsables en su desempeño.

El juicio que se inició este lunes y que en su fase previa el juez Rolf Treu canceló una moción para que fuera desechada, se espera que concluya en marzo próximo.

"El sistema actual es disfuncional y arbitrario debido a estas leyes obsoletas que impiden actuar a los administradores de las escuelas", declaró el abogado Theodore J. Boutros.

Boutros es el abogado principal del caso, patrocinado por un grupo en favor de la reforma educativa en el país, que exige modificar protecciones del trabajo docente para beneficio de estudiantes.

Entre los cambios exigen que no sea impedimento el despido con base en la antigüedad laboral, y dar al administrador más flexibilidad para despedir a malos maestros.

En el pasado se creó una ley que sobreprotegió los derechos laborales de los docentes y se hizo con objeto de evitar despidos arbitrarios o discriminatorios en razón de factores como el género, la nacionalidad o creencias políticas.

Esta norma permitía el despido de los profesores después de un periodo de prueba, pero luego de ésta hacía prácticamente imposible despedirlo aún si se demostraba su incapacidad para enseñar.

Los grupos de representantes de profesores han señalado que este cambio busca despedir a maestros con base en su edad a través de su rendimiento y de negarles un debido proceso.

La Asociación de Maestros de California (CTA, por sus siglas en inglés) y la Federación de Maestros de California (CFT) habían demandado a la corte que se deseche la demanda presentada contra el gobierno de California y las autoridades educativas.

La querella solicita que el tribunal considere como inconstitucionales cinco estatutos dentro del código de educación del estado, además de la protección de mantener por siempre a un maestro.

Ésta señala que si un maestro tras ser evaluado se comprueba su ineficiencia, no debe ser protegido ni mantenido por esas normas y debe ser despedido.

Con base en las leyes actuales un profesor que logra cumplir 18 meses de trabajo recibe la protección y es casi imposible ser despedido aun y cuando se compruebe su incapacidad para educar.

En la actualidad lo que hacen los distritos escolares es transferir a un maestro con mínimas capacidades a escuelas menos demandantes.