Condena CIDH ejecución del mexicano Edgar Tamayo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la ejecución del mexicano Edgar Tamayo Arias en Texas la semana pasada, al considerarla una "violación de sus derechos fundamentales".

"La Comisión Interamericana deplora la falta de cumplimiento de Estados Unidos y del estado de Texas con las recomendaciones emitidas por la CIDH en un informe de fondo", señaló.

Representantes legales de Tamayo presentaron en enero del año pasado una petición alegando violaciones a la Declaración Americana así como una solicitud de medidas cautelares.

La CIDH otorgó las medidas y solicitó a Estados Unidos poner en suspenso la ejecución hasta en tanto la Comisión tuviera la oportunidad de decidir sobre los reclamos de la peticionaria, cuya solicitud fue admitida en julio del año pasado.

En enero pasado la Comisión concluyó que el incumplimiento del Estado de la obligación de informar al señor Tamayo de su derecho a la notificación consular, lo privó de un proceso penal con el debido proceso y juicio justo requeridos bajo la Declaración Americana.

En consecuencia, la Comisión recomendó a Estados Unidos revisar el juicio y la condena del señor Tamayo de acuerdo con las garantías reconocidas en la Declaración Americana.

La CIDH lamentó que, a pesar de las conclusiones y recomendaciones emitidas por la Comisión, el gobierno de Texas cumplió la ejecución.

"El hecho que Estados Unidos no haya preservado la vida del señor Tamayo estando pendiente una solicitud de la CIDH de revisión de su juicio y condena, contraviene sus obligaciones internacionales derivadas de la Carta de la OEA y de la Declaración Americana en vigor desde que Estados Unidos se incorporó a las OEA en 1951", señaló.

"La falta de cumplimiento con las recomendaciones de la Comisión resultó en un grave e irreparable daño al derecho más fundamental del señor Tamayo, el derecho a la vida", añadió.

La Comisión Interamericana hizo notar que ha abordado durante décadas la cuestión de la pena de muerte como un desafío crucial en materia de derechos humanos.

Asimismo señaló que a pesar de que la mayoría de los Estados miembros de la OEA ha abolido la pena capital, una minoría considerable la mantiene.

Al respecto, la Comisión destacó que Estados Unidos es actualmente el único país del hemisferio occidental en aplicar ejecuciones a la pena de muerte.

Finalmente la CIDH reiteró la recomendación de que los Estados apliquen una moratoria a las ejecuciones como paso hacia la gradual supresión de este tipo de pena.