Asume Hernández la Presidencia de Honduras con crítica a EUA

Juan Orlando Hernández asumió hoy la Presidencia de Honduras en sustitución de Porfirio Lobo Sosa, con la promesa de combatir la inseguridad que vive el país y una crítica a la "doble moral" de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.

Hernández, un abogado de 45 años y ex presidente del Congreso hondureño, recibió la banda presidencial y emitió este mediodía su primer mensaje a la nación desde el Estadio Nacional, ante unas 35 mil personas provenientes de todo el país.

El nuevo presidente hondureño, del Partido Nacional (PN), el mismo que Lobo Sosa, centró su discurso en la inseguridad y la violencia y prometió avanzar en dichas materias, mediante un fortalecimiento de las policías Nacional y Militar.

Hernández reconoció que "Honduras pasa por uno de los momentos más difíciles de su historia en materia de seguridad" y lo atribuyó a que "por aquí pasa el 80 por ciento de la droga que va a Estados Unidos".

"Es un asunto de doble moral que nosotros pongamos los muertos, que peleemos con escasos recursos, y que para Estados Unidos sólo sea un tema de salud para su pueblo", lamentó en su discurso.

Calificó como injusto que para los hondureños y el resto de centroamericanos el tema sea "de vida o muerte", por lo que "ha llegado la hora de que países productores, consumidores y de tránsito asuman que la responsabilidad debe ser compartida".

Hernández anunció que llevará a cabo una ofensiva diplomática, la cual iniciará con una invitación al gobierno estadunidense de Barack Obama y al Congreso de Estados Unidos a reconocer este principio de responsabilidad compartida.

"Trabajemos juntos para resolver este problema que también es de ellos", exhortó el nuevo gobernante, quien reconoció que Honduras ha recibido apoyo en la lucha contra las drogas por parte de Colombia, México y varios países de Centroamérica.

"La incidencia que tiene la droga en Honduras se refleja en la tasa de homicidios, ya que de 70 de cada 100 están relacionados con la droga", puntualizó.

Agregó que "si no fuera por este flagelo, no estaríamos en la lista de los países más violentos del mundo".

Hernández gobernará Honduras durante el periodo 2014-2018, luego que ganó las elecciones del 24 de noviembre pasado.