Autorizan a Caja Fama continuar operaciones de ahorro y préstamo

Ante el proceso de consolidación del sector de ahorro y crédito popular, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó a Caja Fama para continuar con sus operaciones, con lo que suman 132 sociedades cooperativas regularizadas.

La autorización de Caja Fama, que administra 66 millones de pesos en activos y otorga servicios a alrededor de siete mil socios, está en el nivel de Operaciones II y con domicilio social en el Estado de Nuevo León.

En un comunicado, el organismo precisó que su Junta de Gobierno otorgó dicho aval el 24 de enero pasado, con base a los artículos 10 y 18 de la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAP).

Con Caja Fama, detalló el organismo, suman ya 132 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, que a diciembre de 2013 administraron activos por 77 mil 233 millones de pesos y dieron servicios de ahorro y préstamo a más de 4.6 millones de socios.

El plazo para que las SOCAP con activos superiores a 2.5 millones de Unidades de Inversión (Udis), soliciten su autorización ante el organismo regulador y supervisor, vence el próximo 31 de marzo de 2014, recordó.

Lo anterior, abundó, siempre y cuando se hayan inscrito en el registro que lleva el Comité de Supervisión Auxiliar del Fondo de Protección y que a su vez hayan sido evaluadas por éste antes de la fecha de vencimiento de dicha autorización.

A su vez, las SOCAP deben contar con el visto bueno del Comité de Supervisión Auxiliar del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Fondo de Protección), cuyos usuarios tienen la cobertura de la cuenta de seguro de depósitos.

Esta cobertura, precisa, es hasta por un importe por ahorrador de 25 mil Udis, que al día de hoy equivalen a 127.2 mil pesos.

En ese sentido, la institución pidió a los usuarios de dichas instituciones ahorrar sólo en sociedades autorizadas y supervisadas, para proteger sus ahorros y patrimonio.

Explicó que las sociedades cooperativas que realicen operaciones de ahorro y préstamo sin autorización de la CNBV, no son sociedades supervisadas.

Así, advirtió, "sus ahorradores no cuentan con la cobertura de la cuenta de seguro de depósitos del Fondo de Protección, lo que representa mayor riesgo de pérdida de ahorro o patrimonio para sus socios".

La CNBV agregó que dentro de sus facultades continuará con los esfuerzos para fomentar la regularización y consolidación del sector de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.

Lo anterior, debido a la importancia de estos mecanismos para un desarrollo incluyente del sistema financiero mexicano que a la sociedad.