Anuncia El Salvador dispositivo de seguridad para elecciones

Autoridades salvadoreñas anunciaron hoy el Plan Elecciones Seguras para resguardar el buen desarrollo de los comicios presidenciales del próximo 2 de febrero, con el objetivo de brindar toda la atención a la población que acudirá a las urnas.

Un total de 36 mil 684 personas, entre voluntarios y agentes, serán desplegados en los centros de votación a nivel nacional y para los observadores internacionales que verificarán el proceso.

La Policía Nacional Civil (PNC) contará con todos sus elementos, unos 23 mil, para el dispositivo que se implementará en los centros de votación, en lugares estratégicos del proceso electoral y en las carreteras del país.

La licencia y permisos de los agentes han quedado suspendidos a partir del próximo 30 de enero.

El dispositivo de seguridad iniciará esta semana, ya que los policías verificarán el cumplimiento de la Ley Seca a nivel nacional y deberán dar seguridad a los paquetes electorales que serán trasladados a los 261 municipios de El Salvador.

El jefe policial, Juan Amaya Alfaro, explicó que otros 400 elementos de la Academia de Seguridad y de la Fuerza Armada apoyarán el operativo.

El director de Protección Civil, Jorge Meléndez, detalló por su parte, que en este plan participarán socorristas de la Cruz Roja, Cruz Verde, Ministerio de Salud, entre otras instituciones que estarán listas para atender cualquier eventualidad durante los comicios.

Agregó que están preparados ante los riesgos que puedan presentarse como desastres naturales, desórdenes entre simpatizantes, tráfico vehicular y otros.

Los mil 593 centros de votación abrirán a las 07:00 hora local del domingo próximo y cerrarán a las 17:00 horas local, según disposición del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Unos 4.9 millones de salvadoreños están convocados a votar en los comicios presidenciales, en los que por primera vez se aplicará el voto residencial y en el exterior.

El presidente del TSE, Eugenio Chicas, garantizó el proceso electoral y dijo que los votantes pueden sentirse seguros y sin amenazas, ya que habrá seguridad y "la confidencialidad del voto".