Prioridad de Italia y España resolver disputa sobre Canal de Panamá

Italia y España esperan que 2014 sea un año de crecimiento económico y tienen como prioridad resolver la controversia sobre la ampliación del Canal de Panamá, aseguró hoy aquí el primer ministro italiano, Enrico Letta.

Letta señaló tras encabezar con el presidente español, Mariano Rajoy, una cumbre bilateral, que "nuestros dos países están en una fase en la cual podemos decir con satisfacción que las políticas aplicadas nos permiten mirar el futuro con mayor confianza y optimismo".

En una rueda de prensa en Roma el primer ministro italiano resaltó que el 2014 ha comenzado sin tener el "leit motiv" de la tempestad financiera que sacudió a ambos países en los últimos años.

Pese a que las señales de recuperación de la economía italiana aún son incipientes, con un crecimiento calculado en torno al 0.7 por ciento para 2014, Letta dijo que el objetivo es crecer 2.0 por ciento en 2015.

Entre los motivos de estabilidad del país se refirió a la nueva ley electoral, que deberá ser examinada próximamente en el Parlamento y que permitirá dar mayor gobernabilidad.

Aseguró que entre ambos gobiernos existe un "pleno" acuerdo sobre la unión bancaria y que se espera alcanzarla durante la actual legislatura, para dar una señal positiva a los mercados en momentos de volatilidad causada por los vientos de crisis en Argentina.

En ese sentido, Letta reconoció que "preocupa" la crisis de la moneda argentina, pero resaltó que la Unión Europea y el euro son sólidos y están mejor preparados para enfrentar la volatilidad de hace 12 meses.

Por su parte, Rajoy resaltó el objetivo común de impulsar políticas a favor del empleo juvenil y recordó que en julio próximo se celebrará en Italia una cumbre sobre el tema.

"Nuestro objetivo prioritario es y debe ser la ocupación juvenil y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas", dijo el presidente del gobierno español, quien también se pronunció a favor de "acelerar la puesta en práctica de la unión bancaria europea".

Recordó que todavía hace poco más de un año se hablaba de la posibilidad de que España necesitara un plan de salvación, de la falta de crecimiento económico y del aumento de la prima de riesgo de la deuda, mientras actualmente la situación ha mejorado "en modo decisivo" en todos esos frentes.

Ambos gobernantes se manifestaron a favor de que se resuelva la controversia que amenaza con detener las obras de ampliación del Canal de Panamá.

"Creemos que es absolutamente fundamental que podamos solucionar esta controversia, es de interés prioritario para Italia y España", declaró Letta.

Por su parte, Rajoy aseguró que sigue muy de cerca las negociaciones sobre la disputa y manifestó su esperanza de que se encuentre pronto una solución, pues un bloqueo de los trabajos "sería un perjuicio muy grave".

La ampliación del Canal de Panamá fue encargado al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) encabezado por la española Sacyr y la italiana Salini Impregilo, que amenaza con detener los trabajos si no se resuelve la disputa por los sobrecostes, calculados en mil 600 millones de euros.

Letta y Rajoy también hablaron de temas de política internacional y convinieron en que es "intolerable" el uso de la violencia en Ucrania, que se encuentra al borde de la guerra civil.